Save Preloader image

0%

http://entrecomillasdigital.com/wp-content/uploads/2020/08/rishabh-sharma-R-js25Pv1LQ-unsplash-1.jpg

Diario Informativo

El medio digital juvenil
más importante e influyente del país.

CORONA ABOLLADA

By Entre Comillas
3

por Ma Fer Leyva

La Gimnasia Rítmica es uno de los deportes históricamente más vistos en la programación de los Juegos Olímpicos. El uso de los elementos como el listón, las clavas, la pelota y aro siempre llaman la atención, junto con los leotardos coloridos y llenos de brillo. Sin embargo, este año los aficionados de esta disciplina se sacudieron por otra cosa: Rusia, este año sustituida por el ROC (Russian Olympic Committee), perdió la hegemonía de medallas de oro que llevaban desde 2000. Esto de la mano de la israelí, Linoy Ashram (AA individual) y la quinteta de Bulgaria, conformada por Simona Dyankova, Stefani Kiryakova, Madlen Radukanova, Laura Traets y Erika Zafirova.

Este año parecía “ser el bueno” para el ROC en las disciplinas de gimnasia, pues en la rama artística tanto el equipo varonil como el individual se habían llevado una medalla de oro. Esto resultó una sorpresa, pues en el caso femenil, se esperaba que el Team USA dominara por completo como lo había hecho en años pasados. En el caso de la varonil, la competencia se encontraba reñida con el equipo chino, pues eran quienes tenían un nivel similar al de los competidores rusos. 

Si bien en las disciplinas individuales hubo sorpresas, todos creían que tenían dos medallas aseguradas en Gimnasia Rítmica, pues no sólo era algo que habían dominado por 20 años, sino que en la rama individual contaban con la participación de las gemelas Averina. De ellas, Dina Averina ha sido 13 veces campeona mundial y ha participado en competencias internacionales desde 2011. Dina era la clara favorita al oro. 

All-Around Individual

Durante la competencia de Gimnasia Rítmica se tienen dos etapas; primero la ronda clasificatoria, donde se seleccionan a las 10 mejores, y después la final. En ambas, las gimnastas utilizan los 4 elementos y se les califica en dificultad y ejecución. En este caso, a diferencia de la gimnasia artística, la dificultad se divide en dos: la del elemento y la de los movimientos del cuerpo. 

En la ronda clasificatoria, las gemelas Averina terminaron primeras, Dina como primera, seguidas de Linoy Ashram en tercera posición. En el momento de la final, la presión se hizo presente, pues Ashram no se iba a conformar con un bronce y en la primera rotación (aro) superó a Dina por 0.350 puntos. Para la segunda rotación, en donde participaron con pelota, ambas gimnastas consiguieron un total de 28.300 puntos, sin embargo, el primer lugar se lo llevó Averina por el criterio de desempate en el que la dificultad vale más que la ejecución. En las clavas, tercera rotación, Linoy se puso por encima de Dina 28.650 a 28.150 puntos. 

Los problemas y reclamos llegaron en el momento de la cuarta rotación, con listón, pues Dina Averina presentó una rutina perfecta y sin errores, la rutina con la que todos pensaron que le daría el oro. En el caso de Linoy Ashram, tuvo un error notorio con la pérdida de un elemento. Por lo general, esto termina en una penalización de 0.1 puntos, cosa que no sucedió, pero sí hubo una deducción significativa en el puntaje de ejecución. A pesar de que la competidora rusa obtuvo un puntaje superior por 0.700, no le fue suficiente para anteponerse a Ashram y se tuvo que conformar con la plata. Arina Averina, su gemela, se vio desplazada a cuarta posición por una mala actuación con el listón. 

La presión ejercida en Dina pareció cobrar factura en el evento, pues ganar el oro no sólo significaba consolidar su carrera como gimnasta, sino mantener una hegemonía que era más antigua que ella; cabe destacar que también participó con estragos de una lesión en la espalda. 

Quintetas

El último evento de Gimnasia Rítmica de Tokio 2020. Al igual que en el individual, se cuenta con 2 rondas. En este caso sólo califican 8 quintetas y los elementos permitidos son 3: pelota, listón o el conjunto de 2 clavas y 3 aros. Sin embargo aquí sólo clasifican las 8 primeras y se utiliza un conjunto de 2 clavas y 3 aros para la segunda rotación, y pelota o listón para la primera. Para este ciclo olímpico se utilizaron pelota y clavas con aros. 

Todo el fin de semana Rusia se vio opacado por Bielorrusia y Bulgaria, dos quintetas que no parecían rivales fuertes al inicio pero dieron la sorpresa. Desde la clasificatoria, el ROC había conseguido el segundo lugar, pues parecían no encontrarse en las rutinas ni en la música, a diferencia de Bulgaria y Bielorrusia que se mostraron impecables. 

En la final, Bulgaria dominó durante las dos rotaciones por bastantes puntos. Para asegurar el oro olímpico, la quinteta deslumbró a las juezas con una rutina exacta y limpia de aros y clavas. El ROC no consiguió sincronizarse ni encontrarse en sus rutinas y canciones, lo que las dejó como segundas mejores durante todo el evento. Como terceras llegaron las Italianas, que sorprendieron al desplazar a China y Bielorrusia a 4 y 5 lugar, respectivamente. 

¿Qué destacó en esta final? Los reclamos. Dentro del reglamento de la Federación Internacional de Gimnasia se establece que las entrenadoras pueden presentar una “queja” al panel de jueces sobre la dificultad: esta puede ser sobre el elemento o movimientos, son dos categorías distintas. En total, durante el All-Around grupal hubo más de 5 quejas sobre la dificultad presentadas por distintos equipos. 

Ahora, ¿por qué es importante esto? Existe un problema que divide en el mundo de la gimnasia, pues hasta ahora se ha puesto la dificultad por encima de la ejecución. Esto no es del agrado de muchas gimnastas, pues le quita importancia a su presentación, técnica y faceta artística; es decir, pueden tener una rutina en extremo complicada y no ejecutarla a la perfección y aún así conseguir más puntos. 

Tristemente el cambio en el Código de Puntos para la Gimnasia Rítmica llegará hasta después de los Juegos Olímpicos, probablemente entre en vigor hasta 2022 para el resto de los mundiales. 

Historia con las ganadoras 

Linoy Ashram se convirtió en la primera mujer israelí en conseguir una medalla, no se diga una de oro, pues también fue la primera atleta en conseguir una medalla de oro en gimnasia. Se une a compañeros que lo habían conseguido en la rama artística varonil. 

En el caso de Bulgaria, estas se llevaron su primer oro olímpico en equipos dentro de la gimnasia rítmica con sus brillantes actuaciones. 

Aunque todo fue felicidad para estas 6 atletas, la tensión política aumentó con Rusia, pues el gobierno acusó a los jueces de una “guerra deportiva” en contra de sus atletas y en la gimnasia rítmica. La Federación Rusa de Gimnasia ya anunció que presentará una queja formal ante la FIG para que revisen el criterio de evaluación en los próximos Juegos Olímpicos. Será cuestión de esperar a la respuesta de la Federación Internacional.

¿Provocará esto el enojo de más federaciones? Es posible, pero también es un proceso costoso, pues cada queja o formato de aclaración tiene un costo que va desde los 300 CHF hasta los 1800 CHF, dependiendo de la cantidad de inquiries que se presenten. Además, este tipo de comportamientos podría incitar a que las gimnastas entiendan que mientras la calificación les beneficie es válida, pero si no es lo que esperaban, quienes se equivocan son los paneles de jueceo. 

Add Comment