Save Preloader image

0%

http://entrecomillasdigital.com/wp-content/uploads/2020/08/rishabh-sharma-R-js25Pv1LQ-unsplash-1.jpg

Diario Informativo

El medio digital juvenil
más importante e influyente del país.

El fin de una temporada digna de locura; entre bávaros y parisinos

By Entre Comillas
22

por Francisco Javier Izquierdo Zamora 

En 2020, una emergencia sanitaria sacudió al mundo. Un virus que obligó a parar todo y fue hasta marzo de este año que alcanzó a la industria del futbol. Esta tremenda pausa obligó a todos los equipos a restructurar su año de manera deportiva, administrativa, emocional y mental.  Una circunstancia nueva para el mundo del balón, pues nunca se había detenido una temporada de manera tan abrupta y agresiva. Las cosas, en lo que quedaba del año, iban a cambiar; los equipos no recibirían una gran parte de los ingresos esperados, los jugadores se quedarían en sus casas y lo peor de todo, los estadios quedarían mudos.

Sin embargo, la pelota volvió a rodar, los jugadores regresaron, los entrenadores restructuraron, los aficionados volvieron a sentir el mismo amor por el futbol y qué mejor manera de celebrar el término de una temporada fuera de serie que con una final de Champions del mismo calibre: Bayern Múnich vs Paris Saint Germain, bávaros en contra de parisinos. Una final que tiene mucho que contarnos, no sólo en la calidad futbolística de los dos equipos, que por cierto hay de sobra. Esta final es el resultado de un año extraño con resultados ajenos a lo normal, pues no siempre podremos ver a un equipo tan joven en la competencia como Leipzig llegar a semifinales o un resultado aplastante como el 8 vs 2 del Bayern al Barcelona de Messi. 

La final fue el resultado de proyectos muy diferentes, dos filosofías de juego distintas, dos técnicos alemanes y unos valores heterogéneos. Un Paris Saint Germain que ha impregnado a Europa con Neymar y su forma tan alegre de jugar, pero un Bayern Múnich que nos enseña la importancia de la disciplina y el apego a los valores futbolísticos e institucionales.

¿Qué significaba ganar esta Champions para el Paris Saint Germain? 

    PSG. Un equipo que comenzó a rescribir su historia en 2011 cuando el multimillonario, Nasser Al-Khelaifi, compró el club. Un proyecto muy ambicioso el que tenía en mente el nuevo dueño del equipo parisino: poner al PSG en el mapa del futbol europeo. Para llevar a cabo este ambicioso plan, el catarí ha invertido una gran cantidad de millones en fichajes estrella y buscar una identidad para el equipo. Uno de los primeros fichajes de este proyecto fue el sueco Zlatan Ibrahimovic, jugador que le dio al equipo cuatro títulos seguidos de la Ligue 1. El sueco salió de la institución en la temporada 15-16.

    No fue hasta la temporada 2017 que el PSG hizo oficial la compra de Neymar, fichaje que se convirtió en el más caro de la historia. 222 millones de euros le costó al equipo parisino traer al astro brasileño, jugador que se convertiría en el corazón del equipo, junto con la joven sensación: Mbappe, de 21 años. Estos dos jugadores han sido clave en las últimas temporadas, y su talento le ha dado al PSG los últimos tres campeonatos nacionales. 

A pesar de que el proyecto ha sido un éxito dentro de la liga nacional, el equipo ha dejado mucho que desear en competencias europeas. Han conquistado todo lo posible, excepto la tan añorada “orejona”. La ambición del jeque por ganar la copa de Europa lo llevo a gastar millones, y apenas este año lograron llegar a una final, una final que se perdió. El simple hecho de llegar a la final de Champions ya es un éxito para el equipo de Paris, pues en temporadas anteriores no habían podido pasar de cuartos de final. 

Si el PSG hubiera ganado esta final, se hubiera culminado un proyecto millonario de casi diez años. Neymar se hubiera vuelto a consagrar como campeón y esta vez podría haber sido el actor principal de la obra, pues cuando la ganó, Messi estaba a la cabeza de ese Barcelona. Thiago Silva, el capitán brasileño, se podría haber despedido del equipo francés con el objetivo cumplido y el jeque Al-Khelaifi hubiera podido decir que los millones gastados valieron la pena. 

Sin embargo, en el futbol el dinero no juega, y los millones no pudieron con la maquina roja del Bayern Múnich. 

¿Qué significó ganar esta Champions para el Bayern? 

El Bayern Múnich. Un equipo que hace temblar a cualquier rival, aficionado, técnico y directivo. (Si no me creen, pregúntenle a Messi). Una historia que se sostiene por sí sola, pues tiene seis copas de Europa en sus filas, treinta ligas alemanas y es actual campeón de su país. Sin embargo, este año no parecía pintar bien para el equipo alemán. No solo fue el “parón” el que llego a nublar el rendimiento de este equipo, sino que, a principios de noviembre del 2019, el entrenador Niko Kovac fue despedido. El rendimiento que estaba teniendo el equipo a principios de temporada no era de un equipo como el Bayern Múnich, dejaba mucho que desear. Un resultado en contra del Eintracht Frankfurt de 5 vs 1 fue la gota que terminó con las esperanzas de seguir en el banquillo. 

    Venían dos partidos importantes: Borussia Dortmund y Olimpiacos. Un “Klassiker”, como se le conoce al partido entre los equipos alemanes y un partido de Champions para asegurar su primer lugar. Los dos partidos fueron ganados con facilidad. Pero ¿Quién estaba al mando de este equipo que parecía renacer? Nada más y nada menos que Hansi Flick, segundo entrenador en el banquillo de Nico Kovac. Pero, ¿quién es Hansi Flick? El entrenador alemán no ha tenido una carrera con muchos reflectores, pues desde el 2006 hasta 2014 estuvo en el banquillo de la selección alemana como asistente técnico. Una selección que, en 2014, fue campeona del mundo y le recordamos el 7 a 1 sobre Brasil. Hansi Flick fue uno de los actores más importantes del éxito alemán en esos años. En 2014, pasó a ser director deportivo de la misma selección y estuvo en ese cargo por tres años. Después, llegó al Bayern Múnich como asistente de Nico y posteriormente se convirtió en entrenador. Su pasado con la selección teutona ayudó a que los jugadores del Bayern le tuvieran confianza, pues en su tiempo como asistente de Joachim Low, tuvo a jugadores como Müller y Neuer, quienes pesan en el vestidor del Bayern.    

Hansi Flick tuvo un reto al tomar el mando del Bayern. Primero, porque en el futbol actual es muy normal ver a leyendas en el banquillo, como Zidane, Guardiola o Henry. Se trata de exfutbolistas que no necesitan presentación, pues en las canchas plasmaron su magia y ahora lo hacen desde el banquillo. Hansi fue futbolista, pero no de la talla de los antes mencionados. Este hecho pudo poner en duda su capacidad para entrenar, pues su nombre no es tan laureado y hasta cierto punto “desconocido”. Segundo, llevar las riendas del Bayern Múnich debe ser difícil. Es complicado porque el equipo alemán es conocido por sus intocables valores germanos, con una historia que habla por sí sola y jugadores de talla mundial como Muller. Entonces, para Flick, ganar esta Champions representó el fin de un exitoso primer año como entrenador y el posible comienzo de una carrera como técnico de talla mundial. Tomó las riendas del Bayern en noviembre del 2019 y a partir de ese momento no dejó de darle alegrías el equipo bávaro. 

Que el Bayern haya ganado esta “orejona” reconfirma su grandeza y su lugar como uno de los clubes más importantes del mundo, siendo ésta su sexta copa de Europa. Cabe resaltar algunas actuaciones, como la del joven canadiense de 19 años, Alphonse Davies, así como también el significativo papel de Robert Lewandowski en la delantera y las extraordinarias atajadas del portero, Manuel Neuer. 

    Dos estilos, una final.

    Una final increíble la que se jugó en Lisboa el pasado domingo, llena de futbol y con un trasfondo más allá de las canchas. Una final en la que cumplían muchos objetivos por parte de los dos equipos, los dos muy diferentes en sus respectivas filosofías e historias.

    Pudimos ver un Bayern concentrado, fiel a su estilo de juego alemán y a sus valores. Un Bayern que hizo pesar su historia en la cancha, que volvió poner el nombre de la institución en lo más alto de Europa. Un equipo disciplinado que trabajó constantemente durante el año, con un nuevo entrenador que supo tomar las riendas del equipo de buena manera. Un equipo que, a pesar del “paron” a media temporada, regreso más fuerte y con más ganas. 

    También, pudimos ver un PSG alegre, firme en su defensiva con Thiago Silva y muy vertical, aprovechando la velocidad de Neymar y Mbappe. Un PSG que confiaba mucho en las habilidades de sus delanteros y éstos se vieron parados por un Neuer que tuvo un partido de lujo. Un PSG que, desde hace 10 años, busca poner su nombre en los libros de historia del futbol mundial y no lo ha conseguido. 

    La temporada de Champions del “coronavirus” y estadios mudos acabó. Dos equipos, dos filosofías, dos países y un balón que nos dejaron un sabor de boca extraño, diferente e irrepetible. 

Bundesliga . (2019). ¿Quien es Hansi Flick?. 23/08/2020, de Bundesliga Sitio web: https://www.bundesliga.com/es/bundesliga/noticias/hansi-flick-bayern-munich-dt-asistente-joachim-low-seleccion-alemania-titulo-mundial-2014-brasil-5244

UEFA. (2019). Trayectoria del Paris. 22/08/2020, de UEFA Sitio web: https://es.uefa.com/uefachampionsleague/news/0252-0e75561fe98f-ea0a42c9734a-1000–trayectoria-del-paris/

TyC Sports. (2020). La historia de Hansi Flick, el tecnico sorpresa del Bayern Munich. 23/08/2020, de TyC Sports Sitio web: https://www.tycsports.com/al-angulo/la-historia-de-hansi-flick-el-tecnico-sorpresa-del-bayern-munich-20200823.html

Bundesliga. (2020). Así fue la temporada de campeón del FC Bayern München en la Bundesliga 2019/20. 24/08/2020, de Bundesliga Sitio web: https://www.bundesliga.com/es/bundesliga/noticias/resumen-partidos-bayern-munich-campeon-liga-alemana-temporada-2019-20-11595

(1) Comment

Es un trabajo excelente y además nos da la visión crítica de un experto en fut ball felicdades

Add Comment