Save Preloader image

0%

http://entrecomillasdigital.com/wp-content/uploads/2020/08/rishabh-sharma-R-js25Pv1LQ-unsplash-1.jpg

Diario Informativo

El medio digital juvenil
más importante e influyente del país.

Maradona, su Argentina y el mal fanatismo

By Entre Comillas
13

por Francisco Javier Izquierdo Zamora 

Diego Armando Maradona murió el pasado 25 de noviembre a causa de un paro respiratorio, a la edad de 60 años. Se trató de una muerte que abrió demasiadas discusiones, pues cuando vivía aparte de haber sido un futbolista dotado con talento para dominar la “número 5”, fue una personalidad muy polémica. Entre muchas de sus controversias, las que más resaltaban eran su notable adicción a las drogas, “la mano de Dios”, las acusaciones en su contra de abuso sexual, su positivo a dopaje en el mundial de Estados Unidos 94 y su famosa frase: “la pelota no se mancha”. 

A pesar de esto, el fanatismo que había hacia él era tan grande, que en Argentina le compusieron famosas canciones y hasta crearon una especie de “religión” del ídolo: la iglesia Maradoniana. 

¿Por qué Diego significaba  tanto para Argentina y el mundo del fútbol? 

Maradona nació el 30 de octubre de 1960 y creció en Villa Fiorito, Buenos Aires. El “pelusa” fue una persona que vino de un estrato social muy bajo, sus oportunidades no eran muchas y encontró una en el fútbol, como  es el caso de la mayoría de los personajes que participan en este deporte tan hermoso y polémico a la vez. 

“En Fiorito, los Maradona vivían con lo mínimo. (…) su madre repetía que por el dolor de estómago no iba a cenar, aunque en realidad fingía para que la comida alcanzara para sus hijos” (Alberto Lati, 2019).

No terminó su escolaridad y debutó en el fútbol profesional unos días antes de cumplir 16 años con Argentinos Junior, equipo de mucha tradición en el país.

Maradona fue un gran futbolista y no se puede negar. Ganó la copa del mundo en México 86. Ganó también  cinco trofeos con el equipo de Nápoles a finales de los 80´s y principios de los 90´s. “El Diego”, como le decían, fue una persona que nació con un talento único, pues muy pocas veces el mundo de fútbol ha podido presenciar estas figuras tan especiales.

En 1986 fue cuando el astro tuvo uno de sus momentos más importantes, Este año marcaría un antes y un después para “el 10”.  En los cuartos de final del mundial se enfrentaron Inglaterra y Argentina, uno que ya tenía antecedentes, aparte de deportivos, militares, pues fue en junio de 1982 cuando Argentina perdió ante Inglaterra la famosa “guerra de las Malvinas”. Un acontecimiento cultural y político que dejó muchas heridas en el corazón de Argentina.  Pero ese partido era la revancha perfecta, esta vez deportiva. Corría el inicio del segundo tiempo en el estadio Azteca. Maradona daba un pase a su compañero Valdano, este no lo recibía de manera correcta y el defensa inglés de rebote y sin querer, le ponía un centro perfecto al “pelusa”, para que este lo metiera con la mano: “la mano de Dios”. El gol más polémico de la historia, un gol no válido y con trampa, pero que para los argentinos significó “justicia divina”.  (No es justificación.  Para mí sigue siendo trampa, estas acciones manchan la esencia del deporte, ya que “el fin no justifica los medios”)

Para un argentino, la regla violada no era más que un castigo que Inglaterra merecía y, por lo tanto, quedaba ampliamente justificada. […] Las heridas de la guerra de las Malvinas estaban todavía demasiado frescas y el fútbol era el territorio perfecto para compensar esa humillación patria”  Jorge Valdano, compañero de Maradona de esa selección campeona del mundo en su libro: Los 11 poderes del líder. P.36

Más adelante, en ese mismo partido, Maradona acababa con las esperanzas de Inglaterra anotando a lo que se le denomino: “el gol del siglo”. “Diegol”, bailó con los ingleses desde la media cancha del estadio “Azteca”, hasta la portería de Peter Shilton, portero de la selección británica. Argentina ese día sintió que había ganado más de un partido, había ganado una batalla social y cultural. Maradona representaba la constante lucha ante las injusticias económicas, políticas y culturales que siempre han existido en Latinoamérica por culpa de los malos gobiernos. Siempre mantuvo su postura comunista, nunca lo ocultó. Incluso tenía un tatuaje de Fidel Castro y del Che Guevara. Para muchos, él era un símbolo de revolución; uno que iba más allá de las canchas. 

“Soy Maradona contra Inglaterra anotándote dos goles” Rene Pérez en Latinoamérica, canción de calle 13 lanzada en 2011.  

El mal ejemplo

A principios de los años 90 comenzaron a salir a la luz sus malas conductas y fue hasta el mundial de Estados Unidos de 1994 en donde dio positivo a dopaje, siendo esta  la causa de su separación con la selección. A partir de aquí su carrera fue en picada, hasta retirarse con el Boca Juniors. 

El fútbol para algunos no significa nada, para otros solo un deporte o un trabajo, pero para Argentina,  el fútbol es la posibilidad de cumplir un conjunto de sueños, pues, así como fue el caso de Maradona, desde abajo pudo hacerse de grandes títulos, los niños se ven reflejados en él. A muchos les da razones para no rendirse en cuanto a sus metas, puesto que saber que Maradona lo logró, teniendo las mínimas posibilidades, ellos también lo pueden hacer y así han crecido muchos argentinos, soñando con levantar una copa del mundo, viéndose reflejados en el “Diego”. 

Sin embargo, esto también es un problema, el deportista profesional es una figura pública y es de los personajes más influyentes en la vida de una persona que sigue los deportes. Como siempre lo he dicho: “El deportista es lo más cercano que existe a un héroe para un niño”.  Y en muchos casos así es, las personas que crecen siguiendo a un deportista, compran sus tenis, se cortan el pelo de la misma forma e incluso festejan igual. ¿Pero, qué sucede cuando un futbolista es como lo fue Maradona? Un excelente jugador , pero dejando esto de lado, no era una persona nada ejemplar. El deportista profesional tiene que ser un ejemplo para la sociedad, debe tener en cuenta que es el ídolo de bastantes pequeños, que, si este se corta el pelo de una forma, probablemente ellos también lo quieran hacer.  Maradona siempre fue señalado por no ser un gran ejemplo y él lo sabía, pues una de sus cuantas polémicas frases, fue esta: 

“Sólo les pido que me dejen vivir mi propia vida. Yo nunca quise ser un ejemplo”. Maradona

Esta frase hace cuestionarme si realmente todo el peso cae en el jugador o este también es víctima de una industria deportiva que te va a defender por la calidad futbolista que seas, sin importar tus malas acciones fuera de la cancha y de una afición que no tiene límites, pues lo han comparado con un dios. Se trata entonces de una  situación que debería de preocupar a los amantes del deporte, pues como es que un niño va a crecer idolatrando a una persona que es defendida a muerte por su talento dentro de la cancha, pero que fuera de ella no es nada ejemplar. Las personas crecerán pensando que si uno es bueno jugando fútbol, este puede hacer lo que quiera y, aun así, lo amarán. 

Por lo tanto, me parece que la industria del fútbol debería de comenzar a reescribir sus valores, pues no está bien que las personas idolatren de la manera en la que lo hacen a personajes tan polémicos. Es entendible que lo amen por lo que hizo como futbolista, pero el fútbol no está por encima de los valores ni de los derechos de las personas. Al contrario, el fútbol, como cualquier deporte, está hecho para crear mejores personas, para cumplir sueños y darles esperanza a aquellos que no la tienen. De lo contrario, éste se mancha. 

Jorge Valdano. (2013). Los 11 poderes del líder. El fútbol como escuela de vida. España: Conecta.

Alberto Latí. (2019). 100 genios del balón, de niños a cracks. México: Plan B.

AFP. (1994). LA FIFA CONFIRMA DOPING DE MARADONA. 29/11/2020, de El tiempo Sitio web: https://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-162337

Iglesia Maradoniana. (1998). La Iglesia Maradoniana. 29/11/2020, de Iglesia Maradoniana Sitio web: http://www.iglesiamaradoniana.com.ar/

Goal . (2020). Maradona en Napoli: cuántos títulos ganó, años y estadísticas. 29/11/2020, de Goal Sitio web: https://www.goal.com/es-mx/noticias/maradona-en-napoli-cuantos-titulos-gano-anos-y-estadisticas/12cshmbwng8lr18rjwfw5po7nu

Nación. (2020). Cuando Maradona «cobró» la derrota en las Malvinas en el Mundial del 86. 29/11/2020, de El Universal Sitio web: https://www.eluniversal.com.mx/nacion/cuando-maradona-cobro-la-derrota-en-las-malvinas-en-el-mundial-del-86

(1) Comment

Extraordinario reportaje duro , real y crudo . Que nos ubica en un contexto que en el fut Bol pierde sentido no idolatrar , no perder los valores y el centro como seres humanos .

Add Comment