Save Preloader image

0%

http://entrecomillasdigital.com/wp-content/uploads/2020/08/rishabh-sharma-R-js25Pv1LQ-unsplash-1.jpg

Diario Informativo

El medio digital juvenil
más importante e influyente del país.

Consultas: ¿quién puede y quién no?

By Entre Comillas
10

por Rodrigo de la Peña

México es un Estado unificado a través de una constitución. En ella se establece que hay cierto nivel de independencia para sus entidades; no obstante, estas carecen de poder para separarse. Este pacto de unidad en México se conoce como el pacto federal. Desde la constitución de 1917, los estados han tenido un nivel de soberanía que ha permitido un funcionamiento paralelo y cuasi independiente del gobierno federal en cuanto a creación de política pública y estrategias de seguridad, siendo la materia fiscal, el ejército y la asignación del presupuesto materias reguladas por el poder federal. En estas últimas semanas, el pacto federalista, grupo de gobernadores no alineados con el gobierno federal, han amenazado con romper el pacto federal si no atienden sus peticiones.

    El jefe del ejecutivo, Andrés Manuel López Obrador, negó poder recibir a los gobernadores porque dicho acto sería desprestigiar la investidura presidencial. Pero les invitó a estudiar el proceso de ruptura del pacto federal, el cual requiere de una reforma constitucional. El presidente ante este hecho, les recomendó llevar a cabo una consulta popular, preguntando a los ciudadanos la opinión respecto a la salida del pacto federal; esto en fe de salvaguardar la democracia. Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco, le tomó la palabra y le mencionó que estudiaría el caso detenidamente para ver cuál era la mejor estrategia. Este acto elevó la tensión mediática, pues demostró que la oposición está empezando a jugar en la cancha de Obrador. 

     El gobernador de Jalisco tomó una primera ofensiva contra el jefe del ejecutivo y decidió jugar con sus mismas mañas. Alfaro tomó el pequeño juguete del gobierno federal, la consulta popular. Esta acción, sin duda, puede calificarse como agresiva e incluso infantil. No obstante, es de aplaudir que ante la negación, separación y discriminación con la cual la presidencia ha respondido a este grupo de gobernadores opositores, ellos empiecen a jugar de forma cómoda en la cancha. Alfaro ya amenazó con empezar a adaptarse a las reglas del presidente: consultas no vinculantes que resulten en acciones anticonstitucionales. A pesar de los problemas que esta situación pueda causar, es interesante ver que, hoy, a pesar de la pandemia, de la crisis y de los problemas que enfrenta el país; lo que impera es la política. Los fifís, los de “derecha”, los del “antiguo régimen” siguen siendo los corruptos que, desde la óptica del presidente, lastiman la investidura presidencial. Mientras tanto, los familiares del narco (hijo y madre de Joaquín Guzmán Loera) son personas respetables; los gobernadores y los empresarios y los opositores somos ratas despreciables. 

Add Comment