Save Preloader image

0%

http://entrecomillasdigital.com/wp-content/uploads/2020/08/rishabh-sharma-R-js25Pv1LQ-unsplash-1.jpg

Diario Informativo

El medio digital juvenil
más importante e influyente del país.

Crisis sobre crisis

By Entre Comillas
14

por Xavier Fregoso

Hace unos días, al entrar a un supermercado, una de las medidas sanitarias obligatorias para entrar al establecimiento, consistía en colocarse guantes de plástico que entregaban en la  entrada. No pude dejar de pensar en la inmensa cantidad de desechos que se producen todos los días en ese supermercado a causa de esta medida. Haciendo las cuentas, a lo largo y ancho del país los residuos son miles de millones. La cantidad en todo el mundo es, simplemente, inefable. 

Un hecho es seguro: algunas medidas para prevenir los contagios de COVID-19 están provocando la acumulación de desechos plásticos, mismos que son nocivos para el ambiente. Estos residuos terminan en los océanos y, al ser confundidos con alimento por fauna marina, ésta muere por asfixia o inanición. El problema es tan preocupante que existe una ‘isla’ de basura del tamaño de Francia que flota por el Pacífico.

Antes de la pandemia, el problema ya era grave. El pasado 22 de agosto, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés), declaró que los seres humanos habíamos agotado todos los recursos que la Tierra puede regenerar en el periodo de un año. Además, los gases de efecto invernadero modifican las dinámicas climáticas en nuestro planeta. Lo anterior amenaza a millones de especies de plantas y animales que son esenciales para mantener un equilibrio ecológico, al mismo tiempo en que el derretimiento del hielo en los polos que provoca el aumento del nivel del mar, arriesgando la existencia de ciudades costeras y de Estados insulares.

El argumento es sencillo y potente: la crisis climática amenaza nuestra existencia. Millones de personas se han sumado a iniciativas climáticas. Huelgas juveniles, organizaciones de la sociedad civil y muchos gobiernos han volcado iniciativas para formar frentes comunes. Sin embargo, no es suficiente. La producción industrial y el consumo desmedidos son demasiado fuertes para frenarlos desde iniciativas como las nombradas anteriormente.

Frente a lo abrumadora que resulta la pandemia, es imperativo no olvidar que tenemos en el camino una crisis climática sin precedentes. Esta coyuntura requiere atención prioritaria desde de políticas estatales hasta corregir hábitos de consumo. Acciones individuales, para nuestro infortunio, no resolverán el problema. 

Necesitamos acción efectiva, voluntades que se sumen y no olvidar que la pandemia necesita atención prioritaria; sin embargo, la crisis climática debe convertirse en habitual, transformándola en acciones para combatirla. 

Barbieri, A. “Un continente flotante de basura”, La Vanguardia, 10 de junio de 2016, Recuperado de: https://www.lavanguardia.com/natural/20160609/402387225954/isla-basura-pacifico.html

Garduño, M. “Este sábado la Tierra agotó sus recursos naturales destinados para 202’”, Forbes, 22 de agosto de 2020, Recuperado de: https://www.forbes.com.mx/hoy-la-tierra-agoto-sus-recursos-naturales-destinados-para-2020/

Add Comment