Save Preloader image

0%

http://entrecomillasdigital.com/wp-content/uploads/2020/08/rishabh-sharma-R-js25Pv1LQ-unsplash-1.jpg

Diario Informativo

El medio digital juvenil
más importante e influyente del país.

Haití se tambalea

By Entre Comillas
1

por Xavier Fregoso Noble

Mucho se ha escuchado y leído en medios de comunicación sobre la situación de Haití. El pasado 7 de julio, fue asesinado el presidente Jovenel Moïse en su residencia de Puerto Príncipe, capital del país afrocaribeño. Sin embargo, ¿qué es lo que hay detrás de este suceso? y ¿cuáles serán las posibles consecuencias políticas? Ciertamente, desde el tiempo de los Duvalier, Haití no se había encontrado en una situación tan compleja para su democracia como en la que está el día de hoy. La sección occidental de la isla La Española se tambalea en un panorama incierto.

Para la región, Haití es un punto de especial relevancia. No es casualidad que sea uno de los epicentros de tráfico de drogas y armas por su posición privilegiada cercana a México, Venezuela, Colombia y, especialmente, Estados Unidos. Sin duda ha sido un dolor de cabeza para la lucha antidrogas estadounidense, pues, de acuerdo con el periódico El Economista, el 10% de las exportaciones de sustancias ilícitas provienen del país caribeño. La porosidad fronteriza de los Estados vecinos ha sido clave para el tráfico virtualmente sencillo de sustancias prohibidas, al mismo tiempo en el que el país haitiano ha solicitado ayuda urgente en organismos internacionales como la Organización de los Estados Americanos. Estos discursos, desafortunadamente, no han encontrado eco alguno.

Desde hace aproximadamente 15 años, el gobierno haitiano había identificado una situación que sobrepasa su capacidad de contención y respuesta; principal motivo y justificación a las solicitudes de ayuda internacional. La combinación es funesta: un Estado de Derecho débil, el auge sin freno del narcotráfico que conlleva el aumento de los niveles de violencia y la nula respuesta de cooperación internacional para hacer frente a estos problemas. 

Por su parte, el momento político en el que acontece el asesinato del presidente Moïse cobra vital relevancia para el análisis de la situación. Haití estaba por celebrar el 26 de septiembre un referéndum constitucional, al igual que elecciones legislativas y presidenciales. Esto altera el panorama político, pues con este acontecimiento se espera que se retrasen aún más las elecciones y el referéndum, ya atrasado en dos ocasiones anteriores como producto de la pandemia por COVID-19.  

Además, el referéndum constitucional había sido propuesto por el presidente Moïse, lo que deja aún más en el desconcierto qué es lo que sucederá en las próximas semanas respecto al paradigma constitucional, abonando así un hecho grave a la estructura de violencia generada en respuesta a la poca legitimidad con la que contaba el mandatario. Es importante resaltar que la participación electoral en la que resultó ganador de las elecciones en 2017 tan solo se elevó al 21%. En 2019, su gobierno fue objeto de protestas por las precarias condiciones de vida y la situación económica en deterioro. 

La situación se vuelve más compleja si añadimos que la nacionalidad de los, hasta ahora detenidos, es colombiana y estadounidense. Esto involucra a las agencias policiales de ambos países y, particularmente, a la agencia antidrogas estadounidense, la DEA. Lo anterior se debe a que, de acuerdo con El País, los atacantes ingresaron a la vivienda con chalecos de la DEA. Sin embargo, el gobierno estadounidense ha aclarado que los supuestos agentes no son suyos. 

Jefes de Estado en todo el mundo han condenado el suceso. Empero, no existe evidencia alguna de que las acciones a emprender tanto en la región como en el resto del mundo trasciendan las condolencias. El primer ministro, Claude Joseph asumió las funciones presidenciales, tomando control de las fuerzas armadas. Sin embargo, dos días antes del asesinato de Moïse, éste había nombrado a Ariel Henry como su primer ministro, quien habría de asumir el cargo esta misma semana. Por lo tanto, este acontecimiento se suma al edificio de incertidumbres que azota a Haití, dejando a dos personas disputándose el mando interino del Estado.

El gobierno de Estados Unidos manifestó que, a pesar de haber estado en contacto con Henry, reconocen a Joseph como primer ministro y por lo tanto como presidente interino. No obstante, la población haitiana no cuenta con la misma certeza. Si colocamos sobre la mesa los factores existentes, daremos cuenta de una situación tan riesgosa como la de 1991, esperando que no devenga en el mismo resultado y que se pueda reordenar Haití mientras se tambalea. 

Henaro, S. (9 de julio de 2021) El terremoto geopolítico de Haití, El Economista, https://www.eleconomista.com.mx/opinion/El-terremoto-geopolitico-de-Haiti–20210709-0050.html

Staff, (28 de marzo de 2008), Haití es víctima del narcotráfico, busca ayuda: primer ministro, Reuters, https://www.reuters.com/article/internacional-haiti-drogas-sol-idLTAN2832169320080328

Torrado S. et. al. (8 de julio de 2021), Haití detiene a 15 colombianos y dos estadounidenses por el asesinato del presidente Jovenel Moïse, El País, https://elpais.com/internacional/2021-07-08/el-cerco-a-los-asesinos-del-presidente-de-haiti-agita-las-calles-de-la-capital.html

Reuters, (29 de junio de 2021), Haiti delays constitutional referendum to September, CNN, https://edition.cnn.com/2021/06/29/americas/haiti-constitutional-referendum-delay-september-intl/index.html

Add Comment