Save Preloader image

0%

http://entrecomillasdigital.com/wp-content/uploads/2020/08/rishabh-sharma-R-js25Pv1LQ-unsplash-1.jpg

Diario Informativo

El medio digital juvenil
más importante e influyente del país.

La batalla entre las criptomonedas y los bancos centrales

By Entre Comillas
6

por Claudio Cañedo

El año 2008 fue sin duda el cierre de una etapa para las finanzas internacionales. El estallido de la burbuja inmobiliaria creada por Wall Street y el abuso de instrumentos financieros de alto riesgo había ocasionado que el mundo entrara en una crisis económico-financiera de la que tomaría años recuperarse.

Como consecuencias de esta crisis algunas cuestiones que previamente las personas daban por sentadas comenzaron a pensarse desde otros puntos de vista. Después de la quiebra del mega banco Lehman Brothers el tener dinero en una institución (por más confiable que esta asegurara ser) representó también un riesgo latente de perder el patrimonio de una vida. 

Pareciera entonces que cada crisis nos lleva a entender menos sobre el dinero y a buscar nuevos esquemas con ayuda de la tecnología. El mismo año que la Bolsa colapsó nació Bitcoin, representando una nueva forma de ver el dinero que no depende de ningún banco, gobierno o institución además de ser de uso anónimo y ofrecer un alto nivel de seguridad mediante un sistema de carteras digitales encriptadas. También se puede transferir en cualquier momento a cualquier lugar del mundo y todas las transacciones son revisadas mediante tecnología blockchain de tal forma que son inalterables.

Con todas las bondades que posee esta nueva tecnología, la pregunta ya no es si las criptomonedas van a llegar a usarse como medio de cambio habitual sino cuándo va a pasar aunque posiblemente se deban realizar ajustes en el proceso. De hecho, gracias a criptomonedas como Bitcoin se han levantado alertas en los ministerios de hacienda y los bancos centrales de todo el mundo, pues la experiencia ha mostrado que estas pueden utilizarse con propósitos de lavado de dinero, especulación y fraude, entre muchos otros delitos que afectan directamente la seguridad financiera y la estabilidad macroeconómica de los países.

Los gobiernos y bancos ya se han pronunciado e incluso han propuesto soluciones a los peligros del mundo cripto. Sobre esto declaró el ex-secretario de Hacienda y ahora gerente general del Banco de Pagos Internacionales, Agustín Carstens: 

«Echa un vistazo al pasado y verás que crear oro o plata de la nada ha sido una obsesión habitual. Nunca funcionó. Incluso el gran físico Isaac Newton estuvo en un momento de su vida obsesionado con la alquimia y la idea de hacer oro […] Después de fallar en su intento para hacer oro, cambió de bando y envió a la cárcel a los falsificadores. Así que mi mensaje para los jóvenes sería: ¡Dejen de intentar crear dinero!». (Carstens, 2018).

Tenemos que entender que las preocupaciones de los bancos centrales van más allá de evitar el lavado de dinero. Cosas como ingresar en el sistema monetario dinero generado mediante una especulación a gran escala o la existencia de una burbuja especulativa podría desencadenar consecuencias macroeconómicas sumamente negativas donde el gobierno tendría que intervenir con instrumentos de política fiscal y monetaria para resguardar los activos de los ciudadanos.

Es por esto que los modelos económicos actuales deben de empezar a considerar en la cesta de elección del consumidor a las criptomonedas pues cada día el mundo cripto se acercará más a la gente ya sea presentado como reserva de valor o como medio de cambio. 

Las nuevas investigaciones por parte de los Bancos Centrales incluyen la implementación de las CBDC`s (Moneda Digital de Banco Central) que serán emitidas y estadísticamente analizadas por los respectivos bancos o ministerios de hacienda de cada país. Lo que hacen una CBDC es lo mismo que una criptomoneda pero de forma centralizada y permitiendo al gobierno tener un registro de la cantidad que existe en cada cartera, las transacciones realizadas y la cantidad en circulación esto facilitaría en gran medida el hacer y efectividad de la política monetaria. 

En un futuro tendremos posiblemente un cripto-peso (en el caso de México) el cual será seguro, eficiente y vigilado. Aunque aún se encuentran en desarrollo, existen ya distintos programas piloto como el “Sand dollar” en Bahamas o el “E-naria” en Nigeria, así como desarrollos similares por parte del gobierno chino y estadounidense.

No queda más que esperar que el cambio sea para bien de la estabilidad financiera y si bien, la implementación hoy parece lejana, cada vez nos acercamos más a herramientas tecnológicas para facilitar nuestro día a día. Lo que antes se realizaba por medio del trueque o semillas, hoy solo son números y códigos en nuestro celular.

Ya se verá el resultado de la batalla entre los Bancos Centrales y las criptodivisas descentralizadas. Hoy solo podemos entender esto como una situación de matices y entrar un debate público sobre qué es el dinero y qué debe hacer por nosotros gracias a la tecnología estamos ante la restructuración de los fundamentos mismos de la economía.

Referencias:

Carstens, A. (2018). «My message to young people: stop trying to create money». Bank for International Settlements. Recuperado de: https://www.bis.org/publ/qtrpdf/r_qt1809f_es.pdf

(1) Comment

Gracias por tu artículo me aprecio muy interesante y me ayudo a disipar dudas

Add Comment