Save Preloader image

0%

http://entrecomillasdigital.com/wp-content/uploads/2020/08/rishabh-sharma-R-js25Pv1LQ-unsplash-1.jpg

Diario Informativo

El medio digital juvenil
más importante e influyente del país.

La voz de la razón

By Entre Comillas
9

por Rodrigo de la Peña

Desde hace unas semanas, la candidatura de Félix Salgado Macedonio ha sido cuestión de debate y polémica. Por un lado, el candidato había sido autorizado por la Comisión Nacional de Honor y Justicia, órgano interno de MORENA, para participar como candidato al gobierno de Guerrero, aun con denuncias de violación en su contra. Sin embargo, hace un par de semanas el Instituto Nacional Electoral ordenó la remoción de la candidatura por incumplir con el punto tres de la ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, la cual establecía que el candidato debía entregar los gastos de precampaña en un tiempo determinado, acción que no fue cumplida. Ante dicha controversia, el Consejo General del Instituto Nacional Electoral resolvió, en un voto dividido de seis contra cuatro consejeros, remover la candidatura. Dicha acción fue aprobada por unanimidad en el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Guerrero, volviendo efectivo el fin de la candidatura. La remoción derivó en la molestia de muchos partidarios de MORENA y aliados, entre ellos el diputado Fernández Noroña. 

    El diputado del Partido del Trabajo, en una de sus participaciones en la Cámara de Diputados, sugirió remover de forma inmediata a dos consejeros del INE, Ciro Murayama y Lorenzo Córdova, por ser jugadores de la oposición y no jueces imparciales en favor de la democracia. Además, mencionó que los proyectos de reglamentación que ha impulsado el INE para impedir la sobre representación excesiva eran trucos que atentaban contra la democracia y eran promovidos por el antiguo régimen. Acto que le molestaba demasiado, ya que MORENA y sus aliados no han ejercido de forma contundente su sobre representación. 

     El discurso impartido por Fernández Noroña demuestra que MORENA y sus aliados han partido de una base de oposición en la que se podía criticar la actuación de las instituciones, ya que ellos eran los que carecían de poder y de mando. Sin embargo, el uso de este discurso en la posición del poder puede tender a un discurso autoritario y riesgoso para las libertades. Por un lado, culpar a los órganos autónomos, y sugerir reemplazar a sus miembros por otros que aplaudan y permitan los excesos del gobierno actual, derriba el pequeño paso que había logrado México hacia una democracia genuina. Por otro, el atacar la separación de poderes en acto y defenderlo en discurso demuestra que el Movimiento de Regeneración Nacional y sus aliados tienen en mente una visión del país muy distinta a la que se había impulsado en los últimos veinte años. Es claro que el modelo pasado distaba de ser perfecto y necesitaba de una solución urgente para la creciente desigualdad. Sin embargo, el movimiento de la Cuarta Transformación ha resultado ser más de lo mismo. El gobierno ha mantenido la economía clientelar, han mantenido el uso de programas sociales con fines electorales y han expandido la brecha de desigualdad. Por lo tanto, es necesario cuestionar si es verdad que este gobierno tan “distinto” es en realidad un nuevo modelo o es lo mismo disfrazado. 

Add Comment