Save Preloader image

0%

http://entrecomillasdigital.com/wp-content/uploads/2020/08/rishabh-sharma-R-js25Pv1LQ-unsplash-1.jpg

Diario Informativo

El medio digital juvenil
más importante e influyente del país.

Populismo a gran escala: AMLO en la ONU

By Entre Comillas
4

por Xavier Fregoso Noble

El pasado martes 9 de noviembre, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, encabezó el debate abierto del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, en el cual uno de los grandes temas fue la desigualdad y la pobreza. Durante la reunión, la intervención de México se caracterizó por la presentación del Plan Mundial de Fraternidad y Bienestar. Esta propuesta tiene como objetivo apoyar las necesidades de alrededor de 750 millones de personas en todo el mundo que se encuentran en situación de pobreza. 

Antes de avanzar,  resulta importante mencionar que si bien el Consejo de Seguridad es el órgano más poderoso del Sistema de Naciones Unidas, no cuenta con facultades para obligar a individuos a donar (en este caso) parte de sus fortunas, mucho menos a empresas privadas a realizar lo mismo. Este Consejo puede exclusivamente obligar a un Estado a realizar acciones pertinentes en materia de seguridad. Ciertamente, el presidente López Obrador comprende de forma correcta la nueva perspectiva sobre seguridad ampliada, que incluye la sanitaria, económica, social, entre otras. 

Por su parte, el mandatario añadió que se busca que las mil personas más adineradas del planeta al igual que las empresas con la misma característica, donen el 4% de sus fortunas a un fondo, el cual recibiría contribuciones de los países pertenecientes al G-20 correspondientes al 0.2% de su PIB. También busca que se entreguen “certificados de solidaridad” a los donantes, al igual que tarjetas electrónicas a los beneficiarios. 

Todas estas ideas están estrechamente relacionadas con la redistribución de la riqueza. Sin embargo, levanta algunas preguntas importantes: ¿por qué no ha realizado una propuesta similar sobre redistribución en México? ¿Cuándo llegará una reforma fiscal al país? ¿Por qué esta propuesta es mimética de los apoyos gubernamentales en México? Algunos países ya se han mostrado interesados en la propuesta. Sin embargo, ¿cuál será el mecanismo para implementar la propuesta dadas las limitaciones del Consejo de Seguridad en materia de obligatoriedad a privados?

La gran similitud de la idea con lo que se realiza en México respecto a las personas más pobres y los apoyos a través de tarjetas electrónicas tiene nada más y nada menos que el mismo objetivo: uno populista. Contrario al público al que están dirigidos los apoyos (la base electoral de López Obrador), esta propuesta busca mejorar la imagen de México (su gobierno) en la escena internacional. Es importante recordar que fue fuertemente criticada en medios internacionales y nacionales la ausencia de López Obrador en la más reciente cumbre del G-20. Además, resulta relevante traer a discusión el peso político que esta ausencia significa en uno de los temas tratados en la cumbre: el cambio climático. La falta del presidente de México indica una poca importancia que le da (1) a estas reuniones de las 20 economías más grandes del planeta y (2) a la necesidad de acción climática y el urgente imperativo de que estos países tomen riendas del asunto debido a su protagonismo en la crisis. 

Finalmente, quedará ver si la propuesta sobre redistribución de la riqueza de López Obrador alcanza realmente un eco internacional para que llegue a ser una resolución del Consejo de Seguridad con impactos reales y también si esto es un paso hacia garantizar acciones similares en México como una reforma fiscal que pueda balancear la escala de uno de los países más desiguales en términos económicos del planeta. 

Imagen: https://static.timesofisrael.com/www/uploads/2017/04/720329-2.jpg

Add Comment