Save Preloader image

0%

http://entrecomillasdigital.com/wp-content/uploads/2020/08/rishabh-sharma-R-js25Pv1LQ-unsplash-1.jpg

Diario Informativo

El medio digital juvenil
más importante e influyente del país.

Se acabó el paraíso

By Entre Comillas
6

por Rodrigo de la Peña

El 9 y 10 de julio los secretarios de Economía y los presidentes de los bancos centrales del Grupo de los veinte (G20) se reunieron en Venecia, Italia. En esta serie de reuniones, los hombres encargados de la dirección económica respaldaron el impuesto mínimo global de 15%. El  acuerdo establecido entre 132 de 139 Estados miembros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) tiene como finalidad evitar la evasión de las responsabilidades fiscales que muchas multinacionales realizan anualmente generando pérdidas a los fiscos. Estas pérdidas suceden cuando empresas, sobre todo grandes, se registran en países con tasas impositivas bajas, mejor conocidos como paraísos fiscales, y utilizan filiales con presencia en otros países para evadir impuestos. La entrada en vigor de dicho gravamen estima una recaudación internacional de 150 mil millones de dólares al año y afectaría a un estimado de diez mil empresas multinacionales de gran tamaño.

    El respaldo a dicho impuesto, que supone entrar en vigor a partir del 2023, ha abierto la puerta a una serie de debates sobre algunas obligaciones fiscales  previamente establecidas. Un ejemplo de esto fueron los comentarios efectuados por la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, quien pidió a la Unión Europea reconsiderar la “tasa Google”, un proyecto de los Estados europeos para dar una tasa impositiva a las compañías digitales. La funcionaria del gobierno Estadounidense consideró como innecesarias estas medidas, ya que el impuesto global se encargaría de tasar a estas empresas. 

   Por su parte, el gravamen no afectaría directamente a las regulaciones fiscales de cada país, ya que estos serían libres de mantenerse en su estado actual y únicamente entraría en función el mínimo global si la empresa estuviera registrada en un país donde la tasa impositiva fuese menor a la del lugar donde se presta el servicio. Es decir, solo serviría para evitar la evasión fiscal. Por lo tanto, este impuesto, en vistas del gobierno, resulta como algo positivo, pues hará que las compañías paguen sin importar más nada. Sin embargo, el problema para los corporativos y para los consumidores se verá hasta su entrada en vigor, ya que las industrias no aceptarán perder parte de sus utilidades. Por lo tanto, será interesante ver las negociaciones y demás medidas que apliquen los comercios para evitar pagar. A su vez, quedará ver qué medida toman aquellos Estados que se beneficiaban de ser paraísos fiscales, ya que pocas herramientas les quedan contra el mínimo global. 

Saldívar, Belén. “G20 respalda impuesto mínimo global de 15%”. El Economista. Disponible en: https://www.eleconomista.com.mx/economia/G20-respalda-impuesto-minimo-global-de-15-20210712-0010.html

7/06/2021.”¿Qué es y cómo funcionará el nuevo impuesto mínimo global para empresas del G7?”. El economista España, disponible en: https://www.eleconomista.es/empresas-finanzas/noticias/11257574/06/21/Que-es-y-como-funcionara-el-nuevo-impuesto-minimo-global-para-empresas-del-G7.html

Add Comment