Save Preloader image

0%

http://entrecomillasdigital.com/wp-content/uploads/2020/08/rishabh-sharma-R-js25Pv1LQ-unsplash-1.jpg

Diario Informativo

El medio digital juvenil
más importante e influyente del país.

Una política de jóvenes

By Entre Comillas
9

por Xavier Fregoso Noble

En México es común que legisladores y legisladoras, secretarios y secretarias de Estado, así como personas que laboran en la administración pública y quienes se inmiscuyen en la política sean de edades avanzadas o bien adultos mayores de 60 años. Algunos ejemplos salen a la luz: Jorge Arganis de 78 años, Secretario de Comunicaciones y Transportes, Porfirio Muñoz Ledo de 88 años, ex presidente de la Cámara de Diputados o bien el mismo presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador de 67 años. Además, con frecuencia observamos publicadas en medios de comunicación, columnas de personajes que rondan el mismo rango de edad que los personajes nombrados.

    Es de destacar que sí existen algunas figuras jóvenes en la política, como es el caso de Citlalli Hernández quien fue senadora por MORENA; Roberto Velasco, subsecretario para América del Norte o bien Pedro Kumamoto, ex diputado independiente del Congreso de Jalisco. Sin embargo, estas personas constituyen una minoría en el proceso de toma de decisiones. Lo anterior implica que se geste una narrativa exclusiva en torno a las personas del mismo grupo etario. Una de las soluciones propuestas es diversificar el rango de edad. Sin embargo, ante la avasallante cantidad de personas de edad avanzada será preciso ser más contundentes.

    La narrativa utilizada por estos personajes no es exclusivamente impuesta por el presidente de la República. Muchos otros actores de la escena política basan sus argumentos en la apuesta por energías de combustibles fósiles, un debate caracterizado por ataques a cualidades personales, mensajes clasistas, racistas, homófobos y esencialmente discriminatorios. Son estas palabras de las que, más tarde, se encuentran impregnadas las políticas públicas y, en consecuencia, en el rumbo que toma el Estado. 

    Es por todo lo anterior que es necesaria y urgente una política de jóvenes: contar con una mucho mayor representación juvenil en ambas cámaras legislativas, al igual que dentro de las secretarías de Estado. Deben aceptarse y publicitarse programas de TV y columnas de opinión y de noticias guidados por personas jóvenes. Al igual que romper los mitos en torno al adultocentrismo y exigir salarios dignos para los jóvenes quienes, bajo el falaz argumento de la falta de estudios, reciben un ingreso mucho menor que el trabajo político que realizan. 

    Mucha atención, la propuesta no gira en torno a remover a todas las personas mayores de 60 años de la política, sino en encontrar un justo balance en el que las decisiones no sean tomadas en su totalidad por personas que viven en el pasado. Es necesario que, como jóvenes, se nos tome en cuenta y se aproveche nuestra perspectiva fresca y crítica para resolver los principales problemas que golpean al país. Solo una política de jóvenes logrará que se detengan las apuestas por políticas con tinte del pasado y que comience una nueva etapa de innovación y propuestas. 

(1) Comment

Hello, everything is going perfectly here and ofcourse every one is sharing data, that's truly fine, keep up writing.

Add Comment