Save Preloader image

0%

http://entrecomillasdigital.com/wp-content/uploads/2020/08/rishabh-sharma-R-js25Pv1LQ-unsplash-1.jpg

Diario Informativo

El medio digital juvenil
más importante e influyente del país.

Argelia: Más que abstencionismo

By Entre Comillas
6

por Flavia Poy Barrio

El pasado sábado 12 de junio se celebraron elecciones legislativas en Argelia. La participación, menor al 30% del electorado convocado, dejó en evidencia la profundidad de la crisis en el país. Todo esto se ha juntado con el fin de un proceso de reformas que inició hace ahora dos años, que no ha sido capaz de cumplir con el sueño de una “nueva Argelia” que se alejara del régimen que lleva décadas de control, esto es, el Frente de Liberación Nacional (FLN) y el apoyo incansable del ejército. Pero, ¿qué ocurre realmente? ¿Qué nos han transmitido estas elecciones?

El FLN fue líder de la independencia del país en 1962, cuando el ejército ocupó los puestos de poder y, desde entonces, de una forma u otra, se ha mantenido. A pesar de haber sido el centro de las críticas de los manifestantes durante los últimos años, que culminó con la salida del poder de Buteflika en abril de 2019, símbolo de un golpe casi mortal para la formación, esta estructura acusada de la mala gestión del país durante las últimas décadas en el poder, ha sido reelegida nuevamente. En este sentido, se ha demostrado que el FLN no es un partido agonizante o acabado

Realmente, el abstencionismo es la máxima expresión del malestar general entre la población contra las élites políticas y económicas, el control del ejército y la profunda crisis económica en la que se encuentra sumido el país africano. Por tanto, se trata de un abstencionismo que ha liderado la oposición, especialmente en torno al movimiento ‘Hirak’. 

¿En qué consiste el ‘Hirak’?

Significando “movimiento” en árabe, es un estudio de caso que ha llevado a una movilización de la protesta en el Magreb sin precedentes, y un movimiento pacífico que reclama una apertura democrática e institucional, recordando mucho el impulso tecnológico-digital que dejó la Primavera Árabe. Su nacimiento se remonta al año 2019, en contra de la quinta reelección del antes mencionado presidente Buteflika, y donde se condujo también al arresto de varios altos responsables del Estado. Asimismo, exige un cambio radical en el sistema de gobernanza vigente desde la independencia del país, donde los jóvenes puedan ser los interlocutores en un proceso de transición que no trabe su futuro. 

Esta es la primera clave para entender la situación del país. El movimiento es en realidad una amalgama integrada por ideologías políticas y creencias religiosas que chocan entre sí, y que no es capaz de contar con un liderazgo claro. Esto supone que las autoridades nieguen su legitimidad, lo que les permite a estas últimas perpetuar su régimen de represión. 

Siguiendo con esta lógica puede uno preguntarse, ¿cuáles son los retos inminentes que deben analizarse?

  • Primeramente, la economía. Argelia es un país rentista por excelencia, sin diversidad económica, dependiente de los hidrocarburos y con escaso desarrollo del sector privado. El 60% de su economía gira en torno a las rentas producidas por el gas natural y el petróleo, exportadas tradicionalmente a Europa y África. La pandemia ha dejado un descenso en los precios de los hidrocarburos para el año 2020 y Argelia tiene una tasa de crecimiento negativa. 
  • En segundo lugar, una extensión de la crisis para los jóvenes: Según la OIT (Organización Internacional del Trabajo) Argelia tiene en torno a un 25% de la población joven en paro; la población menor de 35 años supone un 70% del total del país. Muchos jóvenes y pocas oportunidades de trabajo: La Liga Argelina por los Derechos Humanos contabilizó más de 40.000 tentativas de huir del país solo en 2018.
  • Un problema relativo a “presos políticos de opinión”. Como ya se trató en otro artículo para Entre Comillas, bajo este mismo título, hay cientos de decenas de personas detenidas que pertenecen a grupos de la oposición, y hechos que se han agravado durante la pandemia. En efecto, Tebboune, actual presidente, aprovechó el confinamiento derivado de la pandemia para encarcelar a periodistas y manifestantes, cerrar portales de internet críticos con el gobierno y aprobar una ley que criminaliza las “noticias falsas” (“fake news”), que afectaran a la “seguridad del Estado”. 
  • Además de lo anterior, Argelia tiene que hacer frente a una doble amenaza yihadista, la encarnada en AQMI (Al Qaeda en el Magreb Árabe) y la que procede de los comandos del Estado Islámico que operan en Libia y Mali. Así, el número de atentados terroristas y el riesgo sigue siendo muy elevado. 
  • Por último, la situación geopolítica es sumamente importante. Entre algunos aspectos destacables, está consolidado como socio estratégico energético para la Unión Europea, pero mantiene su alta rivalidad con Marruecos, quien sigue aspirando al liderazgo de la región. Además, Argelia siempre ha temido que una intensificación del conflicto libio pudiera empujar tanto a comandos como a un elevado flujo de refugiados hacia su territorio. 

Ante este escenario, es sencillo tratar de comprender un panorama que es más complejo que las noticias más sonadas que expresan sorpresa o decepción por unas elecciones donde apenas vota un tercio del total de dicho Estado. En este caso, Argelia.  La nueva generación de argelinos busca protagonizar el cambio en el país magrebí, pero una suma de paro, falta de oportunidades, el mal paso de la economía y una transición política lenta que traba su futuro, constituyen un claro ejemplo de una fractura entre gobernantes y gobernados. Es decir, la renovada apariencia democrática del régimen en Argelia no sirve para mitigar el creciente descontento popular. 

No obstante, ni la oposición ni la autoridad resurgen hoy de su quiebra particular y, realmente, ¿qué podríamos esperar de esto? La pandemia ha sido un enorme obstáculo para el Hirak, con la suspensión de todas las manifestaciones populares, ¿sería esto una señal de desmotivación y agotamiento para el Hirak, o sería una crisis que le permita mudarse a nuevas formas de militancia más efectivas?

La llamada del Hirak reclamando el fin del actual régimen, esclerótico y corrupto, y la dimisión de todos los políticos, empezando por el presidente del país, ha concluido en un proceso electoral en una pandemia, que ha reducido todavía más las posibilidades de una reforma democrática consensuada. 

La filosofía china concibe la crisis como un peligro, pero también como una oportunidad. ‘Crisis’, del griego krisis, alude también a las ideas de juicio y decisión. La crisis, por tanto, es el momento en el que es necesario tomar decisiones que respondan a una valoración sin concesiones de la situación que la ha producido.  Entonces, podríamos concluir concibiendo esta situación como una oportunidad para tomar decisiones acertadas que palien las características propias de una crisis, a la que se agrega una pandemia: sorpresa, peligrosidad, tensiones, desequilibrio, e incertidumbre, todos parte de un largo etcétera. 

Le Monde (13 junio, 2021). Législatives en Algérie : les urnes une nouvelle fois boudées,

 Afrique. https://www.lemonde.fr/afrique/article/2021/06/13/legislatives-les-algeriens-boudent-une-nouvelle-fois-les-urnes_6083923_3212.html

El País (16 de junio, 2021). El Frente de Liberación Nacional mantiene el poder en Argelia tras unas elecciones con una baja participación. Diario El País. https://elpais.com/internacional/2021-06-16/el-frente-de-liberacion-nacional-mantiene-el-poder-en-argelia-tras-unas-elecciones-con-una-baja-participacion.html

Lorite, A. (24 febrero, 2020). El Hirak no abandona las calles de Argelia tras un año de movilizaciones contra el gobierno. Diario El Salto: https://www.elsaltodiario.com/argelia/hirak-calles-ciudades-argelia-tras-ano-movilizaciones-contra-gobierno.-

Hamadouche, L.D. (29 abril, 2021). El ‘Hirak’ argelino ante la pandemia. Revista Política Exterior. https://www.politicaexterior.com/articulo/el-hirak-argelino-ante-la-pandemia/

Amnistía Internacional (22 febrero, 2021). Argelia: Tácticas represivas contra activistas de Hirak dos años después. https://www.amnesty.org/es/latest/news/2021/02/algeria-repressive-tactics-used-to-target-hirak-activists-two-years-on/

Cesce (2020). Informe riesgo país: Argelia. Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación. https://www.cesce.es/documents/20122/0/INFORME++ARGELIA+-+21+octubre+2020.pdf/59702531-47ff-9e8b-7f8d-f7bc1f0f7f5a?t=1612517610745

Gutiérrez, Ó. (14 junio, 2021). Los jóvenes quieren gobernar Argelia. Diario El País. https://elpais.com/internacional/2021-06-14/los-jovenes-quieren-gobernar-argelia.html

Add Comment