Save Preloader image

0%

http://entrecomillasdigital.com/wp-content/uploads/2020/08/rishabh-sharma-R-js25Pv1LQ-unsplash-1.jpg

Diario Informativo

El medio digital juvenil
más importante e influyente del país.

“Bielorrusia, dictadura blanda convertida en guerra”

By Entre Comillas
20

por Flavia Poy Barrio

La caída de los dictadores más reproducidos a lo largo de la historia, como Hitler o Mussolini, parecieran invisibilizar que su presencia sigue latente en cargos de poder en diferentes países alrededor del mundo. La ecuación “más represión, más poder y más revolución” nunca falla en estos casos. Ahora es el turno en Bielorrusia, país de Europa Oriental con una población menor a 10 millones de personas y con un presidente en el que yace el centro del conflicto. 

Así es, Aleksandr Lukashenko alegó el pasado 9 de agosto haber sido electo como presidente con un 80% de los votos. Una ola de protestas, que crece exponencialmente desde entonces, reivindica una “farsa electoral” a la que le han respondido brutalmente 

 las fuerzas policiales y lo que ha generado una crisis completa para el gobierno. Enfrentamientos con gases lacrimógenos, uso de balas de goma y miles arrestos han sido los primeros ejemplos de esta rudeza hacia su gente. 

Ahora bien, consideremos que hay detrás una historia electoral muy fraudulenta. Lukashenko, a quien el New York Times reconoce como “el ultimo dictador de Europa” lleva en el poder desde 1994. Es decir, esto es su sexto mandato. Entre algunas de estas escenas de trampas está el referéndum que realizó en 2004 para que pudiese reelegirse el poder ejecutivo de forma indefina, la declaración en 2006 de haber obtenido el 86% de los votos y, no con eso, en 2010 detuvo a siete de nueve candidatos a la presidencia. 

Siguiendo esta lógica, el tercer indicio de estafa se encuentra en que, efectivamente, a gran mayoría de rivales de la oposición suelen ser expulsados del país o encarcelados, muchos bajo la explicación de “ser saboteadores”. El último y más claro ejemplo fue Tikhanovskaya, la opositora principal para esta ocasión, presionada a irse a Lituania una semana después de la celebración electoral. 

Sin embargo, se pensaría: “¿no hay vías para monitorear este proceso electoral?” Difícilmente. Las encuestas electorales carecen de legitimidad ya que son llevadas desde el terreno de la ilegalidad y las que son reconocidas por el gobierno son un secreto más del Estado. En otras palabras, un síntoma más de la ausencia de transparencia. 

Asimismo, es importante examinar que la fuente de descontento no es una mera revuelta civil si no que la gestión de los últimos años en lo que refiere al plano económico y, en los últimos meses, la mala gestión de la pandemia son los dos pilares que elevan más aún el hartazgo generalizado. Bielorrusia es un nodo petrolero para la región del este europeo y sus beneficios han sido muy cuestionados cuando ha entrado en rivalidad con su principal apoyo, Rusia, y sus amenazas en la subida de precios. 

No obstante, Putin reconoce plenamente al presidente bielorruso y está dispuesto a cederle hasta sus propias fuerzas armadas. Hungría también sugirió en su momento que no se implantaran sanciones a Minsk y China es otra figura que considera que lo que ocurre son solo son asuntos internos de la nación. 

En cambio, ¿qué dice la comunidad internacional? Por lo pronto no son elecciones ni libres ni justas. Bielorrusia está condenada por países clave como Estados Unidos y, por supuesto, la Unión Europea. El representante de Asuntos Exteriores en la UE, Josep Borrell, dice apoyar la soberanía e independencia del pero «no puede desarrollar su relación ignorando violaciones flagrantes a los Derechos Humanos y las libertades políticas«.

Como se demuestra, se trata de una situación en el que no se vela por los derechos humanos, como también afirman las Naciones Unidas, donde se ha quebrantado el derecho de reivindicar opiniones y la expresión de disconformidades. Es un escenario en el que, además de represiones mortales, se desacredita a la ideología contraria e incluso fuentes de prensa extranjera han sido expulsadas del territorio nacional. 

En pocas palabras, a los espectadores esta disparidad nos da mucho que pensar. Ya nadie se cree ni siquiera las palabras de su aliado directo, Putin, quien siendo su defensor ha llevado una trayectoria de comicios que le perpetúan en el poder más de veinte años y quien reprime también a sus opositores, como ha ocurrido recientemente con el caso Navalni. 

Ahora bien, la responsabilidad es muy cuestionable. Solo la represión ejercida debería ser motivo suficiente para penar los cargos de poder bielorrusos y, donde tanto diplomáticos como los veintisiete miembros de la Unión en su conjunto han de ser unánimes para castigar a quienes no respetan la democracia y a quienes, consecuentemente, abusan de los derechos inherentes de la ciudadanía. La líder opositora ya ha reclamado ante el Consejo de Seguridad la necesidad de sanciones inmediatas a los individuos que rompieron el rigor electoral e, incluso, a los responsables de cometer ´crímenes contra la humanidad’.

Llegando a este punto ya se puede analizar que el autoritarismo que ejerce Lukashenko se ha convertido en una guerra de desgaste que saca todos los domingos a su ciudadanía a protestar en Minsk, sin éxito, y que agota poco a poco a sus manifestantes ante un panorama que no vislumbra soluciones ni eficaces ni eficientes. La última congregó a más de 100.000 individuos en el Palacio de la Independencia en la capital del país. Entre las propuestas que ha señalado el alto mandatario en la semana del 30 de agosto está una reforma constitucional que, según él, podría aplacar los numerosos incidentes en un país y descentralizar el poder. Pero, ¿Es esto solo un parche más para aliviar por un rato la ira? Probablemente. 

ZAJARÉVICH, N. (2020, 31 agosto). La crisis bielorrusa, una guerra de desgaste. Heraldo, Internacional. Recuperado de: https://www.heraldo.es/noticias/internacional/2020/08/31/la-crisis-bielorrusa-una-guerra-de-desgaste-1393350.html

Europa Press. (2020, 14 agosto). Los Veintisiete discuten este viernes la crisis en Bielorrusia, con posibles sanciones encima de la mesa. 20 Minutos. Recuperado de: https://www.20minutos.es/noticia/4352248/0/paises-ue-discuten-bielorrusia-sanciones-elecciones-lukashenko/?autoref=true

Víctor, D. (2020, 13 agosto). ¿Qué sucede en Bielorrusia? New York Times. Recuperado de: https://www.nytimes.com/es/2020/08/13/espanol/mundo/protestas-bielorrusia.html

Loreto, C. (2020, 14 agosto). Las claves para entender la crisis en Bielorrusia. Duna Noticias. Recuperado de:  https://www.duna.cl/noticias/2020/08/14/las-claves-para-entender-la-crisis-en-bielorrusia/

s/a. (2020, 31 agosto).  Presidente Lukashenko, persona «no grata» en países bálticos. Deutsche Welle, Actualidad Política. Recuperado de: https://www.dw.com/es/presidente-lukashenko-persona-no-grata-en-pa%C3%ADses-b%C3%A1lticos/a-54771516

s/a (2020, 4 septiembre) Líder opositora pide ante la ONU sanciones contra el Gobierno de Lukashenko. Crisis Bielorrusia, La Vanguardia. Recuperado de: https://www.lavanguardia.com/politica/20200904/483292378689/lider-opositora-pide-ante-la-onu-sanciones-contra-el-gobierno-de-lukashenko.html

Add Comment