Save Preloader image

0%

http://entrecomillasdigital.com/wp-content/uploads/2020/08/rishabh-sharma-R-js25Pv1LQ-unsplash-1.jpg

Diario Informativo

El medio digital juvenil
más importante e influyente del país.

La mujer y el Vaticano

By Entre Comillas
5

por Flavia Poy Barrio

La relación entre la figura de la mujer y la iglesia ha dado pie a multitud de debates que son especialmente interesantes en el momento histórico de lucha en el que nos encontramos y el enorme avance de las diferentes ramas del feminismo alrededor del mundo. No obstante, para la ocasión retomaremos el caso de la iglesia católica y la tradición cristiana. 

El punto de partida para este artículo es que a finales de la semana pasada el Papa eligió a una mujer, Raffaella Petrini, como secretaria general de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano. ‘De facto’ ejercerá su figura como gobernadora de la ciudad del Pontífice, solo por debajo de un arzobispo. Esto supone que esta religiosa de la congregación de las Hermanas Franciscanas de la Eucaristía será la mujer de más alto rango dentro del Vaticano. 

¿Es esto un nuevo fenómeno?

Por fortuna, la politóloga y profesora de profesión no ha sido la única. Este mismo año nombró también a la religiosa francesa Nathalie Becquart como subsecretaria del Sínodo de los Obispos, a Alessandra Smerilli, recientemente designada como secretaria del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral y delegada de la Comisión vaticana Covid-19. Hay muchos otros nombres actuales como el de Charlotte Kreuter-Kirchhof, nombrada “número dos” del Consejo de Economía del Vaticano hace solo dos semanas.

Por analogía a este suceso, está claro que más mujeres en estos órganos jurisdiccionales y políticos es una vía crucial hacia el objetivo de que sean también partícipes de la toma de decisiones y de quién ostente el poder en la Iglesia católica del siglo XXI. En los últimos años el Papa Francisco ha colocado a mujeres al frente de notables instituciones de la Iglesia de Roma y en el panorama universal, tanto religiosas como seglares; cuyo reconocimiento público ha llegado -afortunadamente- a los ámbitos académicos o administrativos.

Claramente la misoginia que acarrea y que ha construido la institución a través de los siglos incomoda a muchos fieles todavía en la actualidad por creer que atenta contra la costumbre y porque viene firmada por el Papa jesuita. Por suerte, el papel de la mujer se ha ido replanteando, singularmente en los últimos cuarenta años, desde el mandato de Pío XII. Desde entonces se abrió su papel al reconocimiento y la validez social más allá del círculo familiar. [A propósito, se recomienda y se hace referencia al libro de Salas (1993), que está en la bibliografía de este artículo]

Ahora bien, el crecimiento del porcentaje de mujeres en el interior del personal al servicio del Papa y de la Santa Sede tampoco ha sido notable. En los últimos diez años y bajo las fuentes del mismo Vaticano, durante el pontificado de Benedicto XVI había alrededor del 17% de mujeres y en 2019 este porcentaje aumentó solo al 22%. En lo personal me parece una cifra muy poco ambiciosa, aunque viendo la estructura histórica y sumamente impermeable que caracteriza a la Iglesia, ciertamente es un avance. 

En este sentido, se puede claramente observar que, desde las Escrituras sagradas de nuestras tradiciones religiosas, dan cuenta de un debate interno muy fuerte y profundo sobre los roles masculino y femenino en su formación. Si se analiza en perspectiva con la historia, apenas está comenzando a cambiar la posición de la mujer en la tradición cristiana y su culpabilización por medio de las tradiciones eclesiales, mostrando la tendencia de la Iglesia Católica a enfatizar la maternidad como tarea exclusiva de la mujer desconociendo o ignorando, por ejemplo, la incorporación al mercado de trabajo. 

De la misma forma, en la evolución del pensamiento de y sobre la mujer, especialmente hablando de culturas hispanohablantes por la influencia de la religión católica, ha estado ligada al Vaticano, especialmente por el modelo de control social a través de una ideología conservadora, y más concretamente de la organización familiar. Si habláramos de fenómenos quizá más concretos como el nacionalismo católico, es algo que guio procesos muy fuertes en diferentes partes del mundo como Argentina, Chile, México y, por supuesto, España. 

En un nuevo marco de pensamiento, la Iglesia Católica debería ser más consciente de que dialogar con el hombre y la mujer de hoy supone, antes de nada, aceptar la pluralidad de voces y la validez entre las infinitas perspectivas. En el mundo actual no creo haya autoridades ganadas o heredadas. Más bien la autoridad se construye en el diálogo y en la aceptación de la pluralidad y la relatividad de este agregado de puntos de vista. 

La mujer en la tradición cristiana, tal y como se representaba en la antropología bíblica bajo la narrativa de “la mujer existe por razón del hombre”, considero que es más bien hasta una ofensa incluso para las propias mujeres creyentes. Es probable que la implantación de una paridad en el Vaticano, por ejemplo, es algo que ni existirá. Es más, probablemente la figura de la mujer tal y como la conocemos nunca tendrá poder para transformar en profundidad la dirección de la Iglesia, inclusive, aunque se trate de las monjas, donde se perpetúan graves abusos por parte de la jerarquía de la Iglesia.

Como sea, y más allá de obviamente los pequeños pasos que honran la dirección actual del Vaticano, es momento de proponer una apertura entre las iglesias y los creyentes hacia una real comprensión de la complejidad del mundo y de la dinámica socio/humana, que como mínimo debería partir del respeto que merece la mujer por el mero hecho de serlo -algo que como hemos visto no ha ocurrido-. 

¿Acaso no es una gran oportunidad para reconciliación entre los géneros, la naturaleza y la cultura?

de Lecea, T. R. (1995). Mujer y pensamiento religioso en el franquismo. Ayer, (17), 173-200. https://www.jstor.org/stable/41324468

López, M.P. (28 de febrero de 2021). Mujeres en el Vaticano. Diario La Vanguardia. https://www.lavanguardia.com/vivo/lifestyle/20211104/7837622/como-pasar-frio-casa-gastar-luz-pmv.html

Navia Velasco, C. (2016). Las posiciones de las iglesias frente a la mujer. Estudios de familia. https://repositorio.unal.edu.co/bitstream/handle/unal/53500/Ensayo_Navia.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Pérez, C. (5 de noviembre de 2021). Francisco nombra a la primera mujer ‘gobernadora’ del Vaticano. Diario El Mundo. https://www.elmundo.es/internacional/2021/11/05/61856d58fdddff7e2d8b45ff.html

Ramón Solans, F. J. (2017). La fiesta de las Banderas. Hispanoamericanismo católico en Santiago de Chile, Zaragoza y Buenos Aires (1887-1910). Mélanges de la Casa de Velázquez. Nouvelle série, (47-2), 229-247. https://journals.openedition.org/mcv/7860

Sailer, G. (7 de marzo de 2020). Mujeres en el Vaticano: la presencia femenina sigue creciendo. Diario Vatican News. https://www.vaticannews.va/es/vaticano/news/2020-03/mujeres-vaticano-presencia-femenina-sigue-creciendo.html

Salas, M. (1993). De la promoción de la mujer a la teología feminista: cuarenta años de historia (Vol. 55). Editorial Sal Terrae. https://books.google.es/books?hl=es&lr=&id=lhAx3sl_LLkC&oi=fnd&pg=PA9&dq=mujer+vaticano&ots=j0uM-Xw7ji&sig=hbZrrxzOuDkp-e5zXkMbjlX74iI&redir_esc=y#v=onepage&q=mujer%20vaticano&f=false
Verdú, D. (4 de noviembre de 2021) El Papa nombra a una mujer como ‘número dos’ del Gobierno del Vaticano. Diario El País. https://elpais.com/internacional/2021-11-04/el-papa-nombra-a-una-mujer-como-numero-dos-del-gobierno-del-vaticano.html

Add Comment