Save Preloader image

0%

http://entrecomillasdigital.com/wp-content/uploads/2020/08/rishabh-sharma-R-js25Pv1LQ-unsplash-1.jpg

Diario Informativo

El medio digital juvenil
más importante e influyente del país.

Mirar a China

By Entre Comillas
15

por Xavier Fregoso Noble

El 21 de julio de 2020, el gobierno de Estados Unidos ordenó a China cerrar su sede consular en la ciudad de Houston, Texas. Como respuesta, el gobierno chino ordenó el cierre del consulado estadounidense en la ciudad de Chengdu, en la provincia de Sichuan. El motivo oficial reside en sospechas de utilizar la instalación china como sede de actividades de espionaje hacia Estados Unidos. Si bien esta versión se complementa con la posterior quema de documentos por funcionarios chinos, es importante mirar a las partes involucradas para conocer las verdaderas razones de la escalada de tensiones (BBC, 2020).

Para comenzar a pasar revista, es importante mencionar que la hegemonía mundial en materia militar y económica se mantiene en Estados Unidos. Sin embargo, algunos acontecimientos sugieren que esto no se mantendrá así por mucho tiempo. A partir de los años 80’s, la creación de las Zonas Económicas Especiales (ZEE) en 4 ciudades estratégicas de China, entre otras estrategias, comenzaron con la detonación del llamado “socialismo de mercado” o “socialismo con características chinas” (González, Meza, 2009).

La implementación de las ZEE provocó un aumento dramático del PIB en Shenzhen y Pudong. En el primer caso, se visualizó un aumento sin precedentes de 179 millones a 2 billones de yuanes; en el segundo, un crecimiento sostenido de 9.3% anual. Estas cifras continúan en alza mientras las industrias de cada ZEE reciben de manera constante recursos que se invierten en ciencia y tecnología para poder desarrollar mejores formas de producción (Xiaoqi, 2017).

El crecimiento dramático del PIB en ciudades chinas que pertenecen a ZEE se ve reflejado en una diversidad de sectores, en particular, el gasto en defensa que aumenta considerablemente cada año. De acuerdo con el primer ministro chino Li Keqiang el gasto militar de 2019 creció un 7.5% respecto al de 2018. Antes de este aumento, China ya era el segundo país que destinaba más recursos a defensa. Con estos aumentos anuales, Xi Jinping busca modernizar al ejército chino para proteger la seguridad nacional y las reformas militares (Vidal, 2019).

Respecto al crecimiento económico de China, se observan protestas por parte de América del Norte y Europa, de forma específica, desde EEUU. Al ser China uno de los mayores exportadores de bienes y servicios en el mundo, una diversidad de Estados miembro de la Organización Mundial de Comercio (OMC) protestaron ante el organismo pues en China no prospera ningún producto del extranjero, mientras que los productos chinos inundan los mercados en el exterior (BBC, 2020).

Tras la llegada al poder de Donald Trump, una guerra de aranceles ha sido puesta en marcha por las dos potencias. De parte de EEUU, se trata de una estrategia para frenar la llegada de industria, bienes y servicios chinos, al tiempo en que se desarrolla la producción estadounidense. En respuesta, China también comenzó con la imposición arancelaria a productos provenientes de EEUU (He, 2020).

El aumento al gasto en defensa por parte de China ha desatado una mayor presencia estadounidense en el mar de China, en un esfuerzo de EEUU por contener la influencia del país asiático en la región dado que la zona constituye una posición clave de tránsito comercial para ambos países. La escalada de tensiones más reciente se manifestó en abril de este año con movimientos de la 7ª flota de la marina de EEUU (Gil, 2020).

En los últimos meses, en el contexto de la pandemia por coronavirus, el presidente Donald Trump ha culpado por la situación mundial a China, dado que fue en la ciudad de Wuhan donde surgieron los primeros casos de la enfermedad producida por el virus Sars-Cov-2. Además de manifestar expresiones racistas y xenófobas refiriéndose al coronavirus como “el virus chino”, Trump ha retirado a EEUU de la Organización Mundial de la Salud (OMS) al acusarla de tener lazos con Pekín, denominándola incompetente y con falta de transparencia en la atención a la pandemia (BBC, 2020).

En respuesta a las acusaciones realizadas por Donald Trump, el gobierno chino únicamente mencionó en un tuit mediante el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Zhao Lijian, que pudo haber sido el ejército estadounidense quien llevó el virus a Wuhan y prometió entregar a la OMS una suma de 2,000 millones de dólares tras la salida de EEUU del organismo (BBC, 2020).

Los hechos mencionados anteriormente sugieren en conjunto una versión distinta a la mencionada por el secretario Pompeo respecto a la utilización del consulado chino como una sede de espionaje. Por el contrario, dan cuenta de una enemistad entre China y EEUU únicamente documentada durante la Guerra Fría y el enfrentamiento entre la URSS y EEUU. Las tensiones crecen en medio de un contexto de por sí adverso debido a la pandemia de coronavirus y renuevan viejas alianzas de alineación en determinados polos para los países fuera del conflicto. 

Una situación es clara: EEUU no permitirá que ninguna otra potencia intente rebasar en materia económica ni militar. Es por lo anterior que, si China desea sobrepasar a EEUU en gasto militar y en hegemonía económica, deberá voltear a ver a otros mercados o recurrir a la vía violenta para lograrlo, ambas situaciones no parecen sencillas. Sin embargo Pekín parece decidida a llegar a las últimas consecuencias con tal de imponer sus objetivos. 

Sin duda será una etapa de nuevos planteamientos tanto teóricos como prácticos, empezando por la nueva configuración de la rivalidad de Rusia-EEUU a China-EEUU. La situación lleva a pensar que cobra demasiada importancia el mercado y la productividad, incluso acercándose al desarrollo militar y a la ejecución bélica para alcanzar objetivos. En una dinámica desconocida de hard power, los Estados comienzan a reorganizar la forma en la que evalúan la geopolítica introduciendo un nuevo piso a los niveles de análisis: el económico.

Queda observar detenidamente los comportamientos de ambas naciones para aseverar si los cierres de los consulados o demás acciones diplomáticas responden a motivos en palabras de políticos, o bien si encuentran más eco en el mercado y la geopolítica mundial. 

BBC, (24 de julio de 2020). China ordena el cierre del consulado de EE.UU. en Chengdu: qué hay detrás de la nueva escalada diplomática entre Pekín y Washington. BBC News. Recuperado de: https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-53527144

González, J., Meza, J., (2009) Shenzhen, Zona Económica Especial: bisagra de la apertura económica y el desarrollo regional chino. Revista latinoamericana de Economía, vol. 40, No. 156 enero-marzo (2009) pp. 101-124

Xiaoqi, Q. (6 de abril de 2017). China crea nueva zona económica. El Financiero. Recuperado de: https://www.elfinanciero.com.mx/opinion/qiu-xiaoqi/china-crea-nueva-zona-economica

Vidal, M. (6 de marzo de 2019). El gasto militar de China continúa en aumento por encima del PIB. El País. Recuperado de: https://elpais.com/internacional/2019/03/05/actualidad/1551790545_216640.html

BBC, (2020). China en la cima. [Episodio de serie de televisión]. En Netflix (Productor) History 101. Reino Unido: Netflix

He, L. (19 de mayo de 2020). Una guerra comercial entre Estados Unidos y China es lo último que la economía mundial necesita ahora. CNN. Recuperado de: https://cnnespanol.cnn.com/2020/05/19/una-guerra-comercial-entre-estados-unidos-y-china-es-lo-ultimo-que-la-economia-mundial-necesita-ahora/

Gil, T. (30 de abril de 2020). Disputa en el mar de China Meridional: los avances de Pekín en las controvertidas aguas de Asia Pacífico en medio de la pandemia de coronavirus. BBC. Recuperado de: https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-52429581

BBC. (29 de mayo de 2020). Coronavirus | Estados Unidos vs. China: 5 frentes de disputa entre Washington y Pekín en medio de la pandemia. BBC. Recuperado de: https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-52815758

Add Comment