Save Preloader image

0%

http://entrecomillasdigital.com/wp-content/uploads/2020/08/rishabh-sharma-R-js25Pv1LQ-unsplash-1.jpg

Diario Informativo

El medio digital juvenil
más importante e influyente del país.

Otro rey en apuros, otro país amenazado

By Entre Comillas
21

por Flavia Poy Barrio

En 2017 un estudiante tailandés es condenado casi tres años por publicar un artículo de prensa sobre el rey en Facebook. Lo mismo le ocurre a un señor de 61 años, que se enfrenta a veinte años de prisión por subir seis videos a la red, y con otro civil administrativo sentenciado inicialmente a setenta años de prisión por insultar a la corona. Por si te parece que esto está sirviendo de algo, este 15 de octubre se ha arrestado a otra joven más, considerada líder activista, por tener una grabación en la que exclama: “abajo el feudalismo, viva el pueblo”.

Esto es solo el principio de la crisis que atraviesa este país asiático. 

El artículo 112 del Código Penal tailandés prohíbe toda palabra o acto que “difame, insulte o amenace al rey, a la reina, a sus herederos o al regente”. Cualquier persona que presente una queja podría enfrentarse hasta a 15 años de cárcel. Así, contempla los delitos de lesa majestad como atentados contra la seguridad del estado, algo que no tiene cabida en una nación democrática. 

Independientemente a que alguien justifique que esto establece orden público, la realidad es que atenta contra todo tipo de libertad de expresión, pensamiento y opinión. Por cierto, todas contempladas como bases de los Derechos Humanos. Como consecuencia de esta crisis monárquica, unida a las situaciones agravatorias de la pandemia, miles de jóvenes están hoy en las calles de Tailandia desafiando a su rey con protestas en esencia prodemocráticas. 

Desde el golpe de Estado de 2014, la jurisdicción la llevan los tribunales militares y la población, harta estas políticas feudales, reclama tres aspectos fundamentales. En primer lugar, exigen la disolución del Parlamento y el cese de su primer ministro. En segundo lugar, requieren que se reescriba su Constitución aprobada en el año 2017. En ella se reconoce al ejército para destinar directamente a los senadores. Por último, reclaman que las autoridades no fustiguen más a sus críticos, hasta el punto de perseguir a quienes den “Me Gusta” a cualquier tipo de comentario en contra de los legisladores y el monarca. Ahora bien, tampoco sabría decir qué es más grave, ¿el sistema que se ofende por lo que su gente pone en las redes sociales o que la gente siga sin poder pronunciarse en una plataforma tecnológica? 

En este sentido, en el que ya hemos claramente observado que el poder de la monarquía es un tema muy tabú, todavía hay factores que perpetúan esta situación. Las elecciones de una supuesta transición democrática celebradas el pasado año legitimaron de nuevo a los militares. Lejos de estar creando nuevos espacios libres y justos, vemos otro escenario más en el mundo donde el gobierno hizo todo lo posible por neutralizar a sus rivales. Los trucos sucios que hay en las cloacas tailandesas juntan otra docena más de golpes de Estado en menos de un siglo. 

Sin embargo, hay quienes dicen que el movimiento carece de objetivos, que la monarquía va a seguir con sus mismos mecanismos intimidantes y que la violencia en la historia del país es tan aceptada que nada da indicios de que esto vaya a ser diferente. Es más, hasta consideran como opción el bloqueo absoluto de plataformas y páginas webs con el fin de evitar que esta “plaga revolucionaria” se expanda.  

Por otro lado, personalmente creo que las protestas antigubernamentales, como fruto de una organización social, sí pueden ser efectivas en el largo plazo y, más allá de la incompatibilidad de las regulaciones tailandesas con el derecho internacional, es interesante ver que el desafío de la monarquía es en contra a su propia gente. Nunca había existido tanta impopularidad de la familia real y la gente joven devora con su energía poco a poco a los altos mandatarios que algún día desaparecerán. 

Como bien señala el título, otro rey en apuros, porque no sabe qué decir ni qué hacer y cobardemente se perpetúa en su posición dictatorial librándose de su pueblo y atendiendo a una estructura arcaica que lleva más de 700 años en pie. Inclusive, en los últimos días ha tenido la desfachatez de pasearse en medio de los manifestantes de Bangkok en su coche junto a su esposa. Al mismo tiempo, un pueblo amenazado porque el grito es su única arma de defensa en manifestaciones prohibidas y sancionadas con 2 años de cárcel para quienes las ejecutan en un estado de emergencia por la pandemia. Lo peor de todo: un grito que se tiene que oír más que nunca, y más que nunca quieren que sea silenciado.

BBC (15 de octubre de 2020). Thai protest leader Panusaya Sithijirawattanakul arrested. Recuperado de BBC News Asia. Recuperado de: https://www.bbc.com/news/av/world-asia-54550896

FIDH (4 de junio de 2015). Tailandia: El abuso de la ley de lesa majestad obstaculiza la expresión creativa, Federación Internacional por los Derechos Humanos, Comunicado Tailandia. Recuperado de: https://www.fidh.org/es/region/asia/tailandia/tailandia-el-abuso-de-la-ley-de-lesa-majestad-obstaculiza-la

s/a (15 de agosto de 2017). Estudiante tailandés es condenado a prisión por publicación en Facebook, Prensa Libre. Recuperado de: https://www.prensalibre.com/internacional/estudiante-tailandes-es-condenado-a-prision-por-publicacion-en-facebook/

ABC (9 de agosto de 2017). Condenan a 20 años de prisión a un tailandés por un delito de lesa majestad. Recuperado del Diario ABC: https://www.abc.es/internacional/abci-condenan-20-anos-prision-tailandes-delito-lesa-majestad-201708090857_noticia.html?ref=https:%2F%2Fwww.google.com%2F

La Nación (14 de Octubre de 2020). Rey en problemas: las protestas prodemocracia desafían a la monarquía de Tailandia, Diario La Nación. Recuperado de: https://www.lanacion.com.ar/el-mundo/rey-problemas-protestas-prodemocracia-desafian-monarquia-tailandia-nid2479317

Iriarte, D. (24 de marzo de 2019). Elecciones en Tailandia: el falso regreso a la democracia para legitimar a la junta militar, El Confidencial. Recuperado de: https://www.elconfidencial.com/mundo/2019-03-24/elecciones-tailandia-falso-regreso-democracia_1900166/

Add Comment