Save Preloader image

0%

http://entrecomillasdigital.com/wp-content/uploads/2020/08/rishabh-sharma-R-js25Pv1LQ-unsplash-1.jpg

Diario Informativo

El medio digital juvenil
más importante e influyente del país.

Premios Nobel, ¿crítica o inspiración?

By Entre Comillas
1

por Flavia Luxemburgo Poy Barrio

Maria Ressa y Dmitri Muratov han obtenido el Premio Nobel de la Paz de este 2021, por su labor como periodistas por denunciar los abusos de poder en Rusia y Filipinas, defendiendo la libertad de prensa.  Más allá de la alusión al galardón por parte del Comité Noruego por la defensa de los derechos humanos y la “libertad de expresión”. ¿Son los Premios Nobel una herramienta útil de reconocimiento internacional? 

Como ampliamente se sabe, los Premios Nobel se celebran cada 10 de diciembre en Estocolmo, Suecia, en honor al polifacético y multidisciplinar Alfred Nobel, químico, ingeniero e inventor.  Su intención es poner en valor y reconocer el trabajo de diferentes científicos y científicas cuya labor investigadora y sus respectivos hallazgos para las disciplinas de Física, Química, Medicina o Fisiología y, en los últimos tiempos, las Ciencias Económicas, suponen un avance como humanidad. También se premia el trabajo más notable en el campo de la Literatura y la labor de quienes promueven la paz, como es de hecho el detonante de este artículo. 

Por cierto, los primeros ganadores del Premio Nobel de la Paz, fueron Frédéric Passy y Jean Henri Dunan en 1901, en el que se honró a la lucha contra la guerra, específicamente el esfuerzo por limitar el sufrimiento de las víctimas de la guerra mediante la acción humanitaria, en particular con la creación de la Cruz Roja; y el combate contra la guerra misma, o pacifismo. Ahora bien, ¿el poder de los premios decididos en un antiguo salón de Oslo, representan realmente los ideales de un mundo tan complejo como el de 2021?

En primer lugar, y como también detalló Nobel en su testamento, cada premio los entrega una institución. Para el caso de los galardonados de la paz lo hace el Storting noruego, que es de hecho el órgano legislativo supremo de Noruega. Este órgano designa a cinco miembros, en su mayoría expolíticos, que deciden bajo una lista de criterios (como ser parte de una asambleaa y gobiernos nacionales de países soberanos, miembros de la Corte Internacional de Justicia o personas galardonadas anteriormente con el Premio Nobel de la Paz) cuál es la persona con mayor contribución a la humanidad. Esto, lógicamente, se convierte en objeto de debate, especialmente por la homogeneidad de quienes deciden.

En segundo lugar, tanto en este como en el resto de comités, no necesariamente la experticia internacional de sus componentes es la que resalta, y esto es otro punto para replantearnos cómo es posible que doten de tantísima autoridad y prestigio internacional. Definitivamente las personas que designan quién sí y quién no, pertenecen como mínimo a una nación de las “poderosas” y en una posición “acomodada”. ¿Es esto un reflejo del panorama internacional actual? Definitivamente no, aunque por supuesto que su intención tampoco lo es. 

Por último, podríamos hablar de su perfil extremadamente desigual y machista como consecuencia del último punto debatido. Desde su inicio en 1901, un total de 929 científicos han obtenido el Premio Nobel y, entre ellos, únicamente 58 eran mujeres. Es decir, solo un 6,2 % de las personas galardonadas en los Premios Nobel son mujeres. En el pasado año, 2020, fueron premiadas un total de cuatro mujeres, de las cuales dos son bioquímicas (Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna) y una es física (Andrea M. Ghez). La cuarta es poetisa (Louise Glück). En pocas palabras: hay un enorme desequilibrio en el número de ganadores según su condición sexo-genérica, especialmente en las categorías de química, física, medicina, fisiología y economía. 

Por analogía a lo expuesto hasta el momento, esta reflexión crítica se ha extendido mundialmente, especialmente por casos como la elección de la Academia Sueca para el Premio Nobel de Literatura 2019 (Peter Handke) por la negación que el ganador hizo del genocidio bosnio de 1995 y su apoyo a Milosevic, quien murió en 2006 en el tribunal internacional de La Haya en juicio por crímenes de guerra y genocidio. El mismo año, 2019, el primer ministro etíope, Abiy Ahmed, recibía  el premio Nobel de la Paz por haber ayudado a poner fin al conflicto eterno entre su país, Etiopía, y su vecina Eritrea, para que once meses después se erigiera como uno de los líderes africanos del futuro a favor de la guerra, y lanzó numerosas ofensivas contra la región del Tigray, cuya crisis humanitaria es hoy una de las más graves a nivel global.

A usted, lector o lectora, ¿No es hora de replantearnos a quién se le dota y por qué de dichas cargas simbólicas? ¿Qué perfiles representan los grandes debates del momento? ¿Es un galardón justo, necesario y/o efectivo?

No obstante, vaya por delante la valentía de la señora Ressa y el señor Muratov por su defensa al periodismo libre y sus ideales, en un mundo donde la debilidad de las actuales democracias está muy presente, donde en lugares como precisamente Rusia o Filipinas hay una negación de la legitimidad de los adversarios políticos, un fomento de la violencia, una predisposición a restringir libertades civiles y un sinfín de elementos que llaman a todos a replantear las bases más occidentales demócratas que han liderado el mundo desde las últimas décadas, tratando de ofrecer estabilidad y bienestar común. 

Sahuquillo M.R, & Vidal M. (8 de octubre de 2021). Los periodistas Maria Ressa y Dmitri Muratov, Premio Nobel de la Paz 2021. Diario El País. https://elpais.com/internacional/2021-10-08/los-periodistas-maria-ressa-y-dmitry-muratov-premio-nobel-de-la-paz-2021.html

Mijarra, R. A. (2021). Premios Nobel: Mujeres en la vanguardia de las ciencias y la tecnología# Women in STEM. Online Business School (OBS). https://marketing.onlinebschool.es/Prensa/Informes/Informe%20OBS%20-%20Premios%20Nobel%20Mujeres%20en%20la%20Vanguardia%20de%20las%20ciencias%20y%20la%20tecnolog%C3%ADa.pdf

Durand, A. (2001). El primer Premio Nobel de la Paz (1901): nominaciones de Henry Dunant, Gustave Moynier y el Comité Internacional de la Cruz Roja. Revista Internacional de la Cruz Roja , 83 (842), 275-285. https://www.icrc.org/es/doc/resources/documents/misc/5tdptf.htm

Millan, F. (2021). El Nobel de la paz que hace la guerra. Diario Ara, Internacional. https://es.ara.cat/internacional/nobel-paz-guerra-etiopia_1_4027775.html

Mañueco, R. & Díez, P.M. (9 de octubre de 2020). Maria Ressa y Dmitry Muratov, Nobel de la Paz por su lucha en defensa de la libertad de expresión. Diario ABC. https://www.abc.es/internacional/abci-maria-ressa-dmitry-muratov-ganan-premio-nobel-2021-202110081104_noticia.html

Add Comment