Save Preloader image

0%

http://entrecomillasdigital.com/wp-content/uploads/2020/08/rishabh-sharma-R-js25Pv1LQ-unsplash-1.jpg

Diario Informativo

El medio digital juvenil
más importante e influyente del país.

Presagio cubano

By Entre Comillas
1

por Flavia Luxemburgo Poy Barrio

“Sea cual sea la ideología de cualquier partido, si se respetan los derechos humanos y se cree realmente en la democracia, hay que entender que Cuba no es la ilusión que algunos han intentado mostrar. Es una realidad compleja. Tal vez no sea el peor lugar del mundo, pero sí es un lugar donde se violan los derechos de las personas y donde los ciudadanos que pensamos distinto somos totalmente discriminados”

(Yunior García Aguilera, 2021)

Yunior García es un dramaturgo cubano que ha ocupado numerosos espacios mediáticos en el mundo esta semana por convertirse en el rostro de la oposición al régimen castrista de su país. La frase que da pie a este artículo es solo una de las frases que destacó esta semana tras su llegada a España en una entrevista para el Diario.es. Su llegada temporal al país es un resultado de lo que vivió el país con motivo del 15-N. 

Previamente, ¿de dónde viene la situación?

El pasado 27 de noviembre de 2020, una protesta de jóvenes artistas llegó a las puertas del Ministerio de Cultura de La Habana exigiendo libertad de expresión y el cese del hostigamiento que el Gobierno perpetúa contra creadores críticos. Propio de este tipo de régimen comunista, el gobierno tiene el control total sobre los medios de comunicación y la censura contra el teatro, las artes plásticas, el cine o la televisión es algo típico. Desde entonces, además de una petición de diálogo que nunca se produjo, la necesidad de cambio político no ha parecido reducirse. 

Propio del siglo en el que nos encontramos, las redes sociales tienen un papel crucial y se han dado escenarios como su 11-J donde llegó a ver cincuenta ciudades en protesta a lo largo de la nación motivadas además por las problemáticas más apremiantes como la miseria y la pobreza de su gente. Ahora era el turno de la plataforma opositora Archipiélago que tenía para este 15 de noviembre una protesta cívica en la isla, declarada ilegal por el Gobierno y calificada como una “provocación desestabilizadora”. 

En esencia, esta marcha demandaba el fin de la violencia, la liberación de presos políticos y “el respeto a todos los derechos de todos los cubanos y la solución de las diferencias a través de vías democráticas y pacíficas”. La gran sorpresa vino cuando el gran día, el 15-N, las casas de los líderes de esta marcha aparecieron asediadas por las fuerzas del Estado. Yunior Aguilera denuncia por tanto que agentes del Gobierno rodearon su casa y esa misma noche decidió irse del país. Mientras tanto, en Cuba los medios oficiales retrataron al artista como un agente de Estados Unidos elegido para dar un golpe blando y provocar el caos en la isla. 

El propio activista alegó que lo que ganó el día 15 fue el terror que hay en Cuba y lo que quedó claro es que Cuba es una dictadura y que ya va a ser muy difícil que alguien se esconda bajo una retórica para negarse a decir lo obvio. Es más, se evidenció de nuevo que ni siquiera de la forma más pacífica y más legítima se puede alguien manifestar en contra del régimen en Cuba. De la misma manera, la convocatoria de esta marcha era la primera en haber pedido permiso oficial para realizar una manifestación abiertamente opositora. 

El régimen cubano se resiste y el debate ahora yace en qué necesita el régimen castrista para que ni en pleno 2021 se amolde a respetar las libertades más fundamentales. Deberíamos preguntarnos, ¿qué necesita el sistema para desmoronarse? ¿Qué tan amplia debe ser la desigualdad para que su ciudadanía toque fondo? ¿Cuánto puede empeorar la miseria cubana para que alguien la escuche?

La realidad es que la realidad socioeconómica y política de Cuba sigue siendo hoy un ejemplo utilizado por ideologías políticas, cada cual con sus excusas y sus fundamentos, algo parecido al uso de un arma política y no solo ella sino países como Venezuela o Nicaragua (ambas situaciones que se tratarán en otra ocasión). De hecho, este es el caso de la política en España, criticada por cierto por el mismo Yunior. Es más, esto podría leerse como un llamado a la comunidad internacional de que la crítica y la contestación social no tienen un único camino, que no se trata de problemas específicos y que la oposición en Cuba no es una financiación exclusiva por los Estados Unidos sino más bien un resultado de las condiciones inhumanas de su régimen. Como bien se refleja en la frase inicial de este artículo, por encima de las ideas están las realidades de las personas. 

Los datos arrojan un pequeño rayo de luz: según el Observatorio Cubano de Conflictos, las protestas no han dejado de aumentar desde septiembre del año pasado. Si en septiembre de 2020 se produjeron 42 manifestaciones, en octubre de 2021 ya eran 345. La juventud cubana empieza a encontrar nuevos espacios en internet y el surgimiento de las redes sociales, pero, ¿las cosas han cambiado realmente como para acabar con el silencio que somete su régimen militar? ¿Cuántas barbaridades quedan por ver del gobierno hasta que sofoque incluso a las organizaciones más plurales, hasta las que no tienen grandes líderes y trascienden fronteras?

Octavio Paz, uno de los escritores más reconocidos de todos los tiempos dijo que “una nación sin elecciones libres es una nación sin voz, sin ojos y sin brazos”. 

¿Dónde están los ojos, la voz y los brazos de Cuba?

Biosca A, J. (19 de noviembre de 2021). Yunior García: «Hay que dejar de ver a Cuba como un arma política y entender que en ella vivimos personas» El Diario.es. https://www.eldiario.es/internacional/yunior-garcia-hay-ver-cuba-arma-politica-entender-vivimos-personas_128_8507097.html

Vázquez, C. (11 de noviembre de 2021). El año que Cuba se quitó la mordaza. Diario La Razón. https://www.larazon.es/internacional/20211120/qioyomwskzgj7eizxqj76rlana.html

Vicent, M. (14 de noviembre de 2021). Sacudir una isla: las claves de la Marcha por el cambio en Cuba del 15 de noviembre. Diario El País. https://elpais.com/internacional/2021-11-15/sacudir-una-isla-las-claves-de-la-marcha-por-el-cambio-en-cuba.html

Add Comment