Save Preloader image

0%

http://entrecomillasdigital.com/wp-content/uploads/2020/08/rishabh-sharma-R-js25Pv1LQ-unsplash-1.jpg

Diario Informativo

El medio digital juvenil
más importante e influyente del país.

EL ESPINOSO CAMINO DE MIGRAR EN PANDEMIA

By Entre Comillas
16

Presentado por María Fernanda Chavarro

Miembro del semillero AGERE de la Universidad del Rosario de Colombia

Al enfrentarnos a la emergencia sanitaria en la que actualmente estamos, una de las primeras decisiones implementadas por los gobiernos a nivel mundial fue cerrar sus puertas. Desde ese momento, el panorama cambió: los aeropuertos quedaron vacíos y en las fronteras terrestres se implementaron diversos controles de seguridad con el fin de impedir el acceso a los países. A partir de ese instante se generó un gran suspenso en la movilidad y con ello la desdicha de quienes se mueven para sobrevivir: los migrantes. 

Algunos migrantes quedaron atrapados con dificultades para recibir atención en salud, sin posibilidades de trabajar y sin ayudas ofrecidas por los gobiernos. Otros se encuentran estancados en lugares de tránsito expuestos a condiciones precarias, al hambre, el virus y las redes criminales. Y están quienes aún intentan salir de sus lugares de origen poniendo en riesgo su vida debido a que hacen uso de rutas irregulares que muchas veces son controladas por traficantes.

La actual disminución de los flujos migratorios resulta ser impactante en comparación con el crecimiento que se había tenido en los últimos años. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los refugiados (ACNUR) en su informe realizado durante el mes de junio de este año, registró la cifra de 79,5 millones de personas desplazadas forzosamente a finales de 2019. Adicionalmente,  afirma que en total, durante la última década, 100 millones de personas habían huido de sus hogares por diversas violaciones a los derechos humanos. No debemos olvidarnos de aquellos que con firmeza y valor han decidido salir de sus países voluntariamente para buscar  una mejor calidad de vida y oportunidades de empleo, lo que lleva a que 3,5 % de la población mundial sea migrante.  

El cierre y las restricciones de las fronteras han ocasionado una caída de la migración a nivel mundial. Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en el primer semestre del año, el número de visas y de permisos aprobados a migrantes en sus 37 países miembros cayó en un 46% en comparación con 2019. A esto debemos sumarle la migración irregular que es mucho más difícil de cuantificar pero que  también se ha visto afectada. No obstante, hay quienes a pesar de las restricciones deciden emprender su viaje y migrar. 

Sin duda alguna, en el transcurso de este año, el mundo ha presenciado diversos sucesos cargados de dolor y muerte en cuanto a la población migrante. Resulta sorprendente como en el mes septiembre, el campamento más grande de refugiados denominado “Moria”, el cual albergaba alrededor de 13.000 personas en la isla griega de Lesbos, se incendió hasta quedar hecho cenizas. Aun  cuando se desconoce cómo inició el incendio, se cree que algunos de sus habitantes fueron quienes iniciaron el fuego durante las prolongadas protestas que se mantenían debido a las restricciones impuestas al campamento a razón de la pandemia. 

Lo anterior demuestra que aun cuando el virus ha dejado una evidente disminución en la población migrante, hay quienes con resistencia  han decidido hacerle frente y luchar hasta el final.  Se trata de personas valientes que decidieron lanzarse a lo desconocido a fin de encontrar mejores oportunidades para ellos mismos o sus familias. Lamentablemente, no siempre se obtiene el resultado deseado. Hay quienes al final de su espinoso camino como migrantes en pandemia pueden cantar victoria, pero en su mayoría están quienes al dejar todas sus fuerzas en el camino, no logran culminar su viaje debido a las precarias condiciones a las que se enfrentan, como son la falta de productos de primera necesidad y atención médica adecuada hace que se despidan sin llegar hasta la meta. 

 Tal vez, la situación migratoria en pandemia parece ser lejana a su realidad. Una realidad tan absurdamente privilegiada que nos nubla la empatía con aquellos que no tienen nuestras mismas posibilidades. Sin embargo resulta pertinente pensar durante tan sólo unos minutos ¿qué pasaría si fuéramos nosotros quienes con dolor y mucha necesidad decidimos tomar un rumbo totalmente incierto con el fin de tener unas mejores oportunidades para sobrevivir? Probablemente en ese instante podríamos entender en un pequeño porcentaje el sacrificio que requiere dejar todo atrás albergando la esperanza de que en otro lugar la vida pueda ser más llevadera.  

La pandemia ha logrado evidenciar el rol crucial que tienen los migrantes en algunos países, como es el caso de Alemania, Portugal y Puerto Rico, los cuales  necesitan de población migrante para el sector agrícola. Este también es el caso en España, donde la recolección de fresas depende mucho de la mano de obra de mujeres marroquíes durante la temporada de cosecha. Los migrantes han decidido ver el panorama actual de la forma más optimista, creyendo que la visibilización de la importancia de sus roles en algunos sectores de la economía abrirá camino para  que los gobiernos expidan leyes amigables a fin de garantizar sus derechos, lo que parece ser un buen argumento. Sin embargo, hay países que siguen firmes en sus políticas antimigratorias para que este fenómeno deje de ser una alternativa.  

En todo caso, el drama de los migrantes no ha llegado a su fin. Mientras a nivel mundial se imponen cuarentenas y cierre de fronteras, son los migrantes los que sufren las consecuencias. 

Di Franco, M. G. (2020). Tiempos de pandemia, tiempos de posibilidades. Praxis Educativa24(2), 1-3.

OECD (2020), International Migration Outlook 2020, OECD Publishing, Paris, https://doi.org/10.1787/ec98f531-en.

Sedas, A. C., Aguerrebere, M., Martínez, L. A., Zavala-de Alba, L. E., Eguiluz, I., & Bhabha, J. (2020). Reporte situacional: migración de tránsito en México durante la pandemia de COVID-19. Lancet Migration. Disponible en web: https://www. migrationandhealth. org/migration-covid19-briefs.

Tijoux, M. E. El otro doble de la pandemia: racismo y subjetividad.

Add Comment