Save Preloader image

0%

http://entrecomillasdigital.com/wp-content/uploads/2020/08/rishabh-sharma-R-js25Pv1LQ-unsplash-1.jpg

Diario Informativo

El medio digital juvenil
más importante e influyente del país.

Terapia Nacional

By Entre Comillas
14

por Diego Alvarado

El pasado jueves 26 de noviembre, el presidente López Obrador presentó en su conferencia mañanera la Guía ética para la transformación de México, la cual, de acuerdo con el mismo presidente, busca transformar los principios, valores y preceptos de los mexicanos, por medio de sugerencias de valor moral, ético y espiritual. “La corrupción avanzó y en lugar de estos preceptos, se fomentó el lucro y el individualismo sin escrúpulos morales” denunció el presidente durante la presentación del documento. 

Y es que no podemos negar que la corrupción, delincuencia y otros vicios de nuestra sociedad han tomado un gran protagonismo en los últimos años, sobre todo de mano de nuestros gobernantes. Solo así se explica que durante el gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018) los niveles de percepción de inseguridad y corrupción dentro de nuestra población se situaron a niveles de más del 70% y el 50% respectivamente. Eso sin mencionar los escandalosos casos de los exgobernadores que hoy se encuentran tras las rejas o prófugos. Con todo esto y más en mente, podemos darnos cuenta que llevar a discusión los valores sobre los cuales se establece nuestra democracia es necesario, pero ¿la Guía Ética cumplirá con la transformación que promete?

Primero, hay que decir que este proyecto llevado de la mano por López Obrador fue anticipado desde que fue electo presidente hace más de dos años. Se promovió en un inicio como Constitución Moral, lo cual levantó muchas voces en contra, por lo que se considera que fue un acierto cambiar su denominación a Guía Ética. Plasmando así sobre el documento una esencia del republicanismo del que tanto se congratula el presidente de fomentar. Erradicando cualquier mala interpretación que el título “constitución” pudiera traer consigo, ya que este documento carece de cualquier validez jurídica y se mantiene simplemente como una recopilación de “recomendaciones”. Que tocan temas como el respeto, el valor de la vida, la dignidad y la libertad, y se busca que inicialmente sean los 8 millones de adultos mayores pertenecientes al programa Pensión para el Bienestar los que lleven la tarea de fomentar este conocimiento en sus hogares con sus familias. 

Ahora bien, fuera de que verdaderamente es necesario llevar a discusión los valores sobre los que se establece la convivencia y la gobernanza en nuestro país, estamos hablando de que la Guía Ética para la transformación de México es un documento presentado por una república federal laica. Y aunque como se dijo anteriormente, fue un acierto cambiar su denominación de “constitución” a “guía”, se siguen tocando algunos temas que se pueden considerar ajenos al Estado como el amor, el sufrimiento, la gratitud, el perdón y la redención, con una influencia cristiana muy marcada. 

No obstante, hay que destacar que se sigue promocionando como un documento voluntario que no busca imponerse, sino más bien alentar la discusión y servir de base para las nuevas nociones morales. Que, si bien en principio puede funcionar simplemente para abrir una discusión, no se puede esperar que 34 páginas de ética y moral den grandes resultados a problemas verdaderamente complicados.

Además, el presidente está obligado a cumplir con estos preceptos que su mismo gobierno promueve al asumir la responsabilidad de liderar esta discusión. Es por ello que tendrá que revisar sus conductas y las de su círculo más cercano, de cara a algunas situaciones en las que se ha visto envuelto, como han sido los  casos de corrupción relacionados con su familia y miembros de su gabinete, sus ataques contra periodistas y su manejo de la verdad en sus conferencias mañaneras. 

Todos queremos lo mejor para México y por supuesto que una revisión de nuestros valores éticos como sociedad nos encaminarán a ese lugar. Sin embargo, no podemos esperar que simplemente con palabras y buenos deseos se pueda mejorar una situación. Los problemas de México son más grandes que eso y merecen un trabajo de fondo aún más grande por parte de todos nosotros. La congruencia de nuestros gobiernos también debe ser parte de esa verdadera transformación y es nuestro deber como ciudadanos promoverla y exigirla.  

Aguilar, S. et al. (2020). EPN: La corrupción como sello de gobierno. Un sexenio perdido para México. Recuperado de https://contralacorrupcion.mx/epn-la-corrupcion-como-sello-de-gobierno/pdf/la-corrupcion-como-sello-de-gobierno.pdf

Animal Político. (2020). AMLO presenta su Guía Ética para amar al prójimo, ser feliz, no robar y transformar a México. Recuperado de https://www.animalpolitico.com/2020/11/guia-etica-aminorara-perseguir-delitos/

El Universal. (2020). La mañanera de AMLO, 26 de noviembre, minuto a minuto. Recuperado de https://www.eluniversal.com.mx/nacion/la-mananera-de-amlo-26-de-noviembre-minuto-minuto

Gobierno de México. (2020). Guía Ética para la transformación de México. Recuperado de https://lopezobrador.org.mx/wp-content/uploads/2020/11/GUIA-ETICA-PARA-LA-TRANSFORMACION-DE-MEXICO.pdf

Morán, C. (2020). La guía ética de López Obrador para sacar a México “de la degradación y la decadencia”. Recuperado de https://elpais.com/mexico/2020-11-27/el-nuevo-catecismo-de-lopez-obrador-para-sacar-a-mexico-de-la-degradacion-y-la-decadencia.html

(1) Comment

Felicidades por tu artículo objetivo y bien planteado me gusto mucho léelo .

Add Comment