Save Preloader image

0%

http://entrecomillasdigital.com/wp-content/uploads/2020/08/rishabh-sharma-R-js25Pv1LQ-unsplash-1.jpg

Diario Informativo

El medio digital juvenil
más importante e influyente del país.

¿Y qué pasa con México?

By Entre Comillas
8

por Alejandro Velasco D

No existe una mejor prueba del progreso de una civilización que la del progreso de la cooperación.

– John Stuart Mill

Joe Biden es el presidente electo de Estados Unidos. A pesar de que algunos medios continúan criticando dicha aseveración, los votos no mienten, y negar la realidad resultará peor, por lo menos para México. 

La relación diplomática que tiene el partido demócrata con México, y siendo más específicos, el presidente electo Joe Biden con el mandatario mexicano, López Obrador, no es la idónea. No obstante, antes de explicar las consecuencias venideras de dicha relación, resulta necesario hacer mención de los antecedentes. 

Todo parece iniciar el 31 de agosto del 2016, cuando en el sexenio de Enrique Peña Nieto se le extendió una invitación al entonces candidato Donald Trump, y se dejó de lado a la también contendiente a la presidencia, Hillary Clinton. Sin duda muy diferente a la visita que realizó Joe Biden en 2012, cuando el entonces vicepresidente de Estados Unidos se reunió no solo con el presidente Felipe Calderón, sino también con los candidatos presidenciales Enrique Peña Nieto, Andrés Manuel López Obrador y Josefina Vázquez Mota, encuentro que la Embajada norteamericana calificó como cortesía. 

Posteriormente, el presidente López Obrador realizó una visita a la Casa Blanca por motivo del T-MEC. Sin embargo, no se reunió con los demócratas o con el equipo de Biden, lo que se consideró como un respaldo a la campaña de Donald Trump. Aunado a esto, el mandatario mexicano rechazó la invitación que el congresista demócrata Henry Cuéllar organizó con la presidenta de la cámara de representantes, Nancy Pelosi. Es importante recordar que junto con el canciller mexicano Marcelo Ebrard, la presidenta Pelosi fue una de las principales impulsoras de la firma del tratado, motivo de la visita. 

Hasta ahora, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador se ha negado a felicitar a Joe Biden. Aún cuando países como Francia, Alemania y Reino Unido han reconocido su triunfo, México decide unirse a los países que lo niegan, junto con Brasil, Rusia y Corea del Norte. 

Habiendo explicado los antecedentes, es oportuno hacer una distinción de las agendas de ambos países. Para ello, la internacionalista mexicana Cristina Rosas explica que existen tres temas fundamentales en la relación previamente señalada: comercio, migración y seguridad. Sin embargo, yo me atrevería a añadir el tema ambiental. 

Con la situación que se vive actualmente con motivo de la pandemia, el nacionalismo económico se ha exacerbado, tanto en México, como en Estados Unidos. La política económica de Joe Biden, con tintes proteccionistas, podría llegar a desincentivar la inversión en otros países.  Además, con el discurso que ha manejado (no muy diferente al del presidente Donald Trump) sobre “traer a casa las cadenas de suministro”, se amenaza directamente a los millones de trabajadores que busca retener en Estados Unidos. 

En materia migratoria, Joe Biden ha prometido dar vuelta atrás las políticas instauradas por el presidente Donald Trump, y en su lugar, proponer una reforma migratoria integral. Sin embargo, las políticas migratorias durante el periodo de Obama no fueron tan diferentes, y si el presidente electo quiere en verdad hacer una diferencia, tendrá que buscar una solución distinta a la presentada por los demócratas anteriormente.

En temas ambientalistas, a mi parecer, es en donde más discrepan ambos países. El presidente López Obrador se ha empeñado en impulsar su estrategia de elevar la producción y refinación de hidrocarburos y combustibles fósiles. A diferencia de Joe Biden, que durante su campaña y en compañía de la vicepresidenta electa, Kamala Harris, tienen una agenda energética con base en las energías limpias. 

No cabe duda que mantener una buena relación representará un reto, tanto para el presidente López Obrador, como para Joe Biden. Y sí, el escenario no resulta muy prometedor, pero tampoco lo fue en tiempos pasados. La situación actual demanda empatía, cooperación y respeto, no solo entre representantes, sino también entre ciudadanos. Decía el escritor británico Oliver Goldsmith que el mayor espectáculo es un hombre esforzado luchando contra la adversidad; pero hay otro aún más grande: ver a otro hombre lanzarse en su ayuda. 

Pineda 07 de julio de 2020, P. (2020). Triste que no se reúna con demócratas. Recuperado 14 November 2020, de https://www.eleconomista.com.mx/internacionales/Triste-que-no-se-reuna-con-democratas-20200707-0126.html

Ríos, V. (2020). Que Biden sea más decoroso que Trump no es suficiente para México. Recuperado 14 November 2020, de https://www.nytimes.com/es/2020/11/09/espanol/opinion/biden-mexico.html 

Joe Biden: ¿Qué ha dicho de México y los mexicanos?. (2020). Recuperado 14 November 2020, de https://www.milenio.com/internacional/elecciones-usa-2020/joe-biden-mexico-y-los-mexicanos-que-ha-dicho-el-democrata 

Add Comment