Save Preloader image

0%

http://entrecomillasdigital.com/wp-content/uploads/2020/08/rishabh-sharma-R-js25Pv1LQ-unsplash-1.jpg

Diario Informativo

El medio digital juvenil
más importante e influyente del país.

Juntos Sin Estigma: Obesidad y Perspectiva de Género

By Entre Comillas
10

por Jimena Navarro Flores en colaboración con María Fernanda Navarro Flores

El 4 de marzo se conmemoró el Día Mundial de la Obesidad, y en el marco de esta importante fecha de concientización, decidí invitar a la Mtra. en Nutrición María Fernanda Navarro Flores para enriquecer este artículo con la perspectiva de una profesional.

Fernanda Navarro es Lic. en Dietética y Nutrición por la EDN, Maestra en Nutrición Aplicada por la Universidad Complutense de Madrid y Educadora en Diabetes Certificada. Tiene más de 5 años de experiencia en el tratamiento de personas que viven con obesidad y las morbilidades asociadas a esta enfermedad, como son la hipertensión, diabetes, enfermedades cardiovasculares, etc. 

La obesidad representa un grave problema de salud pública en el mundo. México ocupa el primer lugar mundial en obesidad infantil y el segundo en obesidad en adultos (OPS/OMS México, 2019). Por esto el sistema de salud nacional se ve rebasado para combatir y prevenir esta condición y las demás enfermedades que pueden surgir por añadidura a la obesidad, dentro de las cuales encontramos el COVID-19, que ha tenido uno de los índices más altos de mortalidad a nivel mundial, gran parte por los estilos de vida poco saludables que llevamos en este país.

Lo que se busca resaltar durante la conmemoración de este día es que la obesidad no es tan simple. Para empezar, es una enfermedad propiamente y no solo un factor de riesgo para otras enfermedades, por otra parte es multifactorial. La mala alimentación es la causa principal del sobrepeso y la obesidad, pero a ella se suman la falta de actividad física, la genética, alteraciones hormonales, calidad del sueño, disponibilidad de alimentos, acceso a los servicios de salud y orientación alimentaria.

Otra de las raíces de la obesidad, de la cual somos todxs responsables en la sociedad, es el estigma que enfrentan aquellxs que la padecen, ya que al hacer sentir culpables o avergonzados a las personas por su peso, no acuden a consulta o muestran una conducta negativa ante el prospecto de recibir orientación y ayuda, ya que daña su confianza y salud mental.

Como se muestra en las líneas anteriores, muchos de los factores que promueven la obesidad, escapan del control de las personas mismas; no se trata de comer menos y listo. Es por esto que no se debe culpar a la persona que vive con obesidad, ya que el hacerlo no representa la ciencia de la obesidad, ni tiene un enfoque racional de tratamiento ni prevención. 

Lo que sí podemos hacer desde nuestra trinchera, vivamos o no con obesidad, es concientizar si tenemos un sesgo de peso, es decir, que asociamos el exceso de peso con prejuicios y estereotipos negativos sobre esa persona (por ejemplo: creer que por la presencia de obesidad la persona esta desmotivada, no es responsable, es incapaz, etc) y combatirlo con educación e información del tema, lo cual es el objetivo principal de este año para la campaña Juntos Sin Estigma o también, con el lema en inglés “Every Body Needs Everybody” haciendo referencia a que la obesidad es un problema del entorno social, económico y político, es decir, vivimos en un ambiente obesogénico, por lo tanto, nos concierne a todxs involucrarnos desde nuestro papel en la sociedad.

Las estructuras de desigualdad en la salud tienen varios ejes: la clase social, la edad, la etnia, el territorio y finalmente el género. La pandemia de obesidad por la que atravesamos desde hace varios años tiene la característica de que afecta más a las mujeres, en todos los rangos de edad en México (ENSANUT 2018) e internacionalmente, incluso se ha observado que la prevalencia de obesidad en mujeres  es mayor en países con mayor desigualdad de género, medidos por el indicador denominado Gender Inequality Index (GII).

Rumbo al 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, es importante hacer una reflexión sobre este problema sistemático. Cuando hablamos de diferencias de género no nos referimos a las diferencias biológicas del sexo, las cuales se encuentran presentes en el desarrollo de la obesidad, nos referimos más bien a prácticas socioculturales. 

Los roles de género son capaces de producir desigualdad en salud a través de tres ejes: la distribución de poder, la distribución de los recursos y el reconocimiento social, es decir, la atribución conservadora de poder del hombre sobre la mujer, la concentración de los recursos materiales y económicos y el reconocimiento de estas condiciones que marcan privilegios y mayor valor social a la masculinidad por sobre el rol femenino. […] Incorporar la utilización de la categoría de género ha permitido visibilizar las desigualdades en la alimentación entre hombres y mujeres en las diferentes etapas del proceso alimentario: decisión, provisión, preparación, distribución y consumo de alimentos, así como prácticas y significados que tienen los alimentos para las mujeres. (Varela, 2019)

Hay una multitud de factores que debemos tomar en cuenta: primero, el siglo XXI ha sido la era de la comida rápida, procesada y empaquetada; de igual forma, en estos últimos años hemos notado la incorporación global que han tenido las mujeres en el ámbito laboral, continuando simultáneamente en dinámicas familiares y sociales patriarcales que les exigen cumplir con trabajo doméstico no remunerado (sin horario, 24/7), el cuidado de lxs hijxs,etc; lo que obviamente provoca desventajas sistemáticas, como que nunca vean por ellas mismas, dejando de lado todo tipo de auto cuidado. Todo esto hace que las mujeres (quienes en muchos lugares alrededor del mundo siguen siendo las responsables de la alimentación de quienes las rodean) tomen medidas más prácticas para cumplir con todo eso que se les ha impuesto y obviamente esto no es para culpabilizarlas, simplemente para entender el sistema tan complejo que engloba la obesidad.

Por otro lado, la obesidad en las mujeres se relaciona más a la depresión que en los hombres, debido a los estereotipos corporales. A las mujeres se les ha valorado (y exigido) de manera mucho más implacablemente que su apariencia física sea “atractiva”, ya que por siglos no ocupamos un espacio en la sociedad como seres productivos o de liderazgo y eso aún continúa alrededor del mundo en pleno siglo XXl. También, muchas de nosotras hemos evitado salir a las calles a ejercitarnos por la inseguridad, acoso y violencia de género en nuestro país. 

Todo esto indica que nos enfrentamos a un problema muy complejo y debemos acercarnos y atender las voces de la diversidad de personas que viven con obesidad en nuestro país, lo cual nos aportará información muy valiosa sobre el comportamiento de esta enfermedad, para así contribuir a la vanguardia de una política pública y una estrategia nacional que haga frente a la obesidad, que sea incluyente y sustentable, con perspectiva de género, pero también conciencia de clase, “seguido de argumentos científicos y libres de conflictos de intereses para hacer posible la prevención de la obesidad en las mujeres. Aunado a eso, un involucramiento de todas las personas que conforman a las familias para que la responsabilidad de una buena nutrición sea compartida y equilibrada, abarcando también a las poblaciones más vulnerables.” (INSP – México, 2020)

OPS/OMS México, 2019. Etiquetado frontal: un tema de protección a la salud de la niñez | OPS/OMS. [online] Pan American Health Organization / World Health Organization. Available at: <https://www.paho.org/mex/index.php?option=com_content&view=article&id=1454:etiquetado-frontal-un-tema-de-proteccion-a-la-salud-de-la-ninez&Itemid=499>[Accessed 2 March 2021].

Instituto Nacional de Salud Pública- México, 2020. Simposio Extramuros: «Obesidad en la mujer. Retos de la salud a lo largo del ciclo de vida». [online] Instituto Nacional de Salud Pública. Available at: <https://www.insp.mx/avisos/4937-simposio-mujer-obesidad.html>[Accessed 2 March 2021].
Varela, N., 2019. “PREVALENCIA DE OBESIDAD Y ROLES DE GÉNERO EN ADULTOS Y ADULTAS JÓVENES DE LIMACHE Y OLMUÉ. [online] Bibliodigital.saludpublica.uchile.cl. Available at: <http://bibliodigital.saludpublica.uchile.cl:8080/dspace/bitstream/handle/123456789/592/Tesis_Nicol%20Varela.pdf?sequence=1&isAllowed=y>[Accessed 2 March 2021].

Add Comment