Save Preloader image

0%

http://entrecomillasdigital.com/wp-content/uploads/2020/08/rishabh-sharma-R-js25Pv1LQ-unsplash-1.jpg

Diario Informativo

El medio digital juvenil
más importante e influyente del país.

¿Qué pasó el 8M?

By Entre Comillas
13

por Mariana de Aranaga

La razón por la que el 8 de Marzo se conmemora es debatible. Muchas personas lo asocian con el 8 de marzo de 1908 en Nueva York, donde trabajadoras del sector textil de la fábrica Cotton Textile Factory se declararon en huelga y luego se desató un incendio donde más de 140 trabajadoras fallecieron al no poder escapar de las llamas. Otros lo relacionan al 8 de marzo de 1910, durante el Segundo Encuentro Internacional de Mujeres Socialistas celebrado en Copenhague, donde se llevó a cabo una propuesta para la instauración de este día. Años después, en 1977, La Asamblea General de la ONU proclamó el 8 de marzo como Día Internacional por los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional.

Este último 8 de marzo de 2020 y las multitudinarias marchas que se celebraron en muchas ciudades, unos días antes de que la Organización Mundial de la Salud declarara la pandemia por el coronavirus, fueron objeto de una fuerte polémica..

Entonces, ¿qué pasó este lunes 8 de marzo del 2021? La protesta más grande, o al menos la que tuvo mayor cobertura mediática, fue la que ocurrió frente al Palacio Nacional en la Ciudad de México. Se compartieron millares de videos de mujeres gritando, exigiendo justicia y mostrando carteles con frases como: “Hoy vengo de morado para mañana no ir de negro”. Pero lo más controversial probablemente fue lo que sucedió antes de la protesta. El presidente de México decidió poner un muro para “proteger” al Palacio Nacional. El partido de MORENA lo llamó un “muro de paz que garantiza la libertad y protege de provocaciones”. ¿Suena como una paradoja, no crees? A lo largo de la historia los muros han representado odio, violencia y guerra; por ejemplo, el muro de Adriano, la muralla China, el muro de Berlín… y el muro que quiso poner Donald Trump contra la frontera de México, del cual López Obrador públicamente mostró su descontento. Un muro que limita la accesibilidad no puede representar a la libertad, y el presidente no entiende cuales son las provocaciones de las que se tiene que preocupar, no son las de las mujeres feministas, sino de los hombres violadores. Se viralizó por TikTok, Instagram y Twitter la frase “Si tan solo el presidente protegiera a las mujeres cómo protege su muro.” Al candidato a gobernador de Guerrero de MORENA, a quien se le ha acusado múltiples veces por distintas personas de conducta pedofílica y violadora (denuncias que hasta la fecha no han recibido la atención que merecen), el presidente sí lo defendió a capa y espada. En contraste, a las mujeres violentadas las ve y decide no solo ignorar su lucha, sino hacérselas más difícil. 

Lo peor es que allí no acaba. El 8 de marzo fueron agredidas estas mujeres por ejercer el derecho que se les concede en la Constitución mexicana en sus artículos sexto y noveno sobre la libertad de opinión y el derecho a reunirse pacíficamente. Las autoridades, desde detrás del muro, les aventaron gas lacrimógeno (gas que te puede dejar sin respirar momentáneamente y del picor hace que te lloren los ojos) y policías comenzaron agresiones físicas; otras personas no identificadas les lanzaron hasta ladrillos y orina, mientras gritaban frases de odio y desprecio: una mujer grabó a un policía gritandoles  “Si no te calmas te vamos a matar”. Las protestas si fueron en su mayoría pacíficas; a diferencia de la creencia popular, haber escrito en el llamado “muro de paz” todos los nombres de las mujeres que han sido víctimas de feminicidio, no se considera un acto de violencia (cabe mencionar que faltó espacio para poner todos los nombres de las víctimas). Tampoco lo es marchar por la ciudad con carteles y mucho menos alzar la voz por derechos humanos que el Estado mexicano no le garantiza al 51% de su población, que son mujeres. 

Por otro lado, si eso no hubiera sido suficiente, el gobierno mexicano recurrió a una violencia indirecta pero simbólica. Posicionaron a hombres con pistolas enormes que se asemejan a la de un francotirador en el techo del Palacio Nacional. Más adelante se confirmó que eran inhibidores de drones de Hikvision, pero en el momento no esperaban que las mujeres allí supieran eso (no es obligatorio un diplomado en identificación de armas para salir a protestar), pero hay fotos y videos que evidencian cómo estaban apuntando hacía las protestantes y no hacía el cielo, donde en teoría estarían los “drones” que tanto les preocupaba que volaran por encima del edificio. Querían sembrar miedo en las mujeres que estaban protestando, lo que no habían pensado es que estas mujeres ya viven con un miedo constante y no las iban a espantar tan fácilmente. 

Sus muros y monumentos ya estaban limpios al día siguiente, el 9 de marzo, pero todas esas mujeres seguirán muertas y seguirán muriendo todos los días. Hablando de experiencias personales, un feminicidio nos arrebató a una compañera de la Universidad, Nadia Rodriguez, quien siempre estará en mis pensamientos, asesinada el Día Internacional de la Mujer del 2020, quien había escrito con anterioridad: “Porque si algún día soy yo, quiero ser la última”. Hoy por hoy, un año después, las autoridades leonesas y guanajuatenses no han hecho nada al respecto. Esta violencia machista ha dejado a muchas madres buscando desesperadamente a sus hijas que ya nunca volverán a ver, ha dejado a amigas, novias, alumnas, compañeras y conocidas sin escapatoria del miedo constante que es vivir en un país donde en cualquier momento a una mujer la pueden secuestrar, violar y matar sin repercusión… y por encima, sabiendo que la culparán a ella. 

Este artículo es en dedicación a Nadia y todas las víctimas de feminicidio. Entérense del problema y de la situación que viven las mujeres, recapaciten sus propias actitudes y aprendan de ellos, todos y todas tenemos espacio para crecer y cambiar. No es justo lo que le pasó a Nadia ni a ninguna. Bajo la lógica del Estado mexicano machista, nuestra vida como mujeres no nos pertenece. No hay forma de saber que le espera en el futuro al movimiento feminista pero, “sólo un tonto subestimaría a una persona sin nada que perder”.

Te extrañamos Nadia, y pelearemos por ti. 

Reyes, C. (2021, March 8). ¿Por qué se conmemora el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer? La Opinión. https://laopinion.com/2021/03/08/por-que-se-conmemora-el-8-de-marzo-como-el-dia-internacional-de-la-mujer/

(1) Comment

Increible Mar, una descripcion fuerte, intensa, descriptiva y perfecta. Me hiciste vibrar y sentir, es increible. Gracias.

Add Comment